El Corte Inglés vuelve con rebajas agresivas de Black Friday

stop

Los grandes almacenes piden a sus proveedores grandes descuentos para su campaña de 75 aniversario    

Uno de los centros comerciales de El Corte Inglés.

Madrid, 26 de enero de 2016 (01:00 CET)

El nuevo Corte Inglés dirigido por Dimas Gimeno quiere que la cadena deje de ser percibida como un establecimiento caro, sobre todo en productos tecnológicos. Por ello, la cadena está trabajando en una campaña de precios agresivos del estilo del Black Friday para celebrar, con algo de retraso, su 75 aniversario.  

Fundado en 1940, El Corte Inglés cumplió 75 años en 2015, pero no tuvo tiempo de hacer ninguna campaña el año de la reestructuración financiera para renegociar una deuda que ronda los 2.000 millones de euros y transición hacia un modelo de empresa más dinámico. Este año, cuando cumple 76 años, prepara una fiesta de 75 aniversario como mera excusa para presentar una amplia gama de productos a precios agresivos.  

Peticiones de descuentos  

La cadena ha pedido a sus principales proveedores productos tecnológicos con grandes descuentos, según ha podido saber este diario. La compañía quiere garantizar ordenadores y teléfonos a precios inigualables como gancho para generar un gran impacto de márketing y deslastrarse de la imagen de compañía anclada en los años ochenta con precios caros.  

Se trata de repetir la misma estrategia comercial que aplican los grandes distribuidores en las agresivas campañas del Black Friday en la que las tiendas solicitan a sus proveedores grandes descuentos en productos concretos.   

A los descuentos, la compañía contribuirá con una rebaja de beneficio propio, lo que acumula un descuento que sería comparable a las grandes ofertas del Black Friday, una promoción agresiva que las cadenas reconsiderarán cara a finales de año por el posible efecto perjudicial en las ventas de Navidad. La promoción podría ejecutarse antes del próximo verano.  

El Corte Inglés ha confirmado a este diario que prepara una campaña relacionada con el 75 aniversario, aunque ha explicado que los detalles de la promoción aún no han sido cerrados.  

Medidas para remozarse  

La cadena de Dimas Gimeno obtuvo en 2007, el año previo a la crisis, 717 millones de euros en beneficio. La cifra se ha desplomado hasta los 118 millones el año pasado en medio de una reestructuración empresarial que incluye la dinamización y dio entrada al 10% de capital del jeque catarí Hamad Bin Jassim.  

Con aires renovados, la compañía quiere competir en mejores condiciones con otras cadenas de precios más reducidos como Media Markt. De hecho, los establecimientos de El Corte Inglés cercanos a Media Markt en Madrid (como el centro de la calle Goya) han experimentado bajadas de precio repentinas para competir con las ofertas del que es líder en el mercado en productos de tecnología. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad