El fantasma de la explotación laboral vuelve a rondar a Apple

stop

La compañía investiga a uno de los proveedores chinos del iPhone 'low cost'

08 de septiembre de 2013 (10:26 CET)

La sombra de la explotación laboral vuelve a posarse sobre Apple. La compañía está investigando una nueva denuncia sobre supuestos abusos a los trabajadores de uno de los proveedores del posible nuevo iPhone low cost en China.

Según un informe presentado a Apple por China Labor Watch, la compañía Jabil Circuit ha llevado a cabo una serie de “violaciones laborales éticas y jurídicas” contra los trabajadores de la fábrica de Wuxi, en China.

Viejos problemas

No es la primera vez que compañía de Cupertino tiene problemas relacionados con sus proveedores chinos. Sus quebraderos de cabeza no proceden de las piezas o ensamblaje de los productos Apple sino de las condiciones laborales a las que son sometidos los trabajadores de las fábricas.

Tras los problemas en 2012 en las fábricas de Foxconn, el gigante tecnológico vuelve a saltar a la palestra informativa. Según el informe, el proveedor de Apple Jabil Circuit aplica a sus trabajadores “contratos discriminatorios, hacinamiento, falta de formación y horas extraordinarias obligatorias tres veces superiores al límite legal”.

La reacción de Apple

La organización de vigilancia describe lo que estaría ocurriendo en Jabil como "un patrón sistemático de violación, que va en contra del Código de Conducta y las condiciones en las instalaciones de Apple".

La multinacional ha reaccionado rápido. En un comunicado asegura que ya ha enviado un equipo a la instalación china para investigar los supuestos abusos. “Nos tomamos cualquier inquietud acerca de nuestros trabajadores muy en serio y nuestro equipo de expertos está en la fábrica de Wuxi para examinar las nuevas denuncias sobre las condiciones allí”, aseguró la portavoz de Apple Kirstin Huguet.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad