Varios ordenadores de Apple
stop

Los rumores de que Apple se despojará de sus chips de Intel crecen cada vez más; el objetivo de Tim Cook es tener la última palabra en cada aspecto del negocio

Barcelona, 07 de abril de 2018 (04:55 CET)

El tercer fabricante de ordenadores del mundo podría decirle adiós a la principal productora de procesadores. Bloomberg informó que Apple planea desarrollar sus propios procesadores para ordenadores antes de 2020, en gran parte gracias al estancamiento percibido de Intel.

Los expertos en tecnología consideran que Intel está alcanzando el límite de sus capacidades y critican que la empresa ha reducido su innovación. Las fuentes explican a Bloomberg que Apple, al depender del cronograma de chips para producir ordenadores, considera que esta situación ralentiza su capacidad de acción en el mercado.

Intel se reserva el derecho al silencio e ignora toda mención sobre el rumor

La posibilidad –incluso remota, porque Apple no la ha confirmado aún– de esta decisión ya genera olas en el mercado. Las acciones de Intel cayeron más del 9% una vez publicado el reportaje; la manzana representa el 5% del negocio de la empresa californiana de chips.

Consultado por la agencia Efe acerca de los rumores, el vicepresidente mundial de ventas y marketing de Intel, Shannon J. Poulin, evitó el tema a toda costa. "No haremos comentarios sobre ningún ítem en específico, pero creemos que si producimos con liderazgo, nuestros productos se utilizarán. Y este es nuestro objetivo", dijo.

Los escenarios de los Mac

De ser cierto lo que las fuentes dijeron a Bloomberg, se revelaría una parte esencial del objetivo mayor de Apple: controlar cada aspecto de su negocio, desde lo más pequeño hasta lo monumental.

El imperio de Steve Jobs utiliza los procesadores x86 de Intel desde 2006, año en el que decidió dejar de comprar los chips PowerPC de Motorolla. En aquel momento, la transformación hacia los nuevos procesadores fue incómoda para muchos usuarios.

Entonces, empresas como Adobe tuvieron que correr para garantizar la compatibilidad y decenas de programas dejaron de funcionar en Mac para siempre.

La nueva iniciativa, que se encuentra en las primeras etapas de desarrollo, "forma parte de una estrategia más amplia para hacer que todos los dispositivos de Apple, incluidos el Mac, el iPhone y el iPad, funcionen de manera más similar y sin problemas", explica Bloomberg.

El sueño de Tim Cook es que todos los dispositivos móviles y los ordenadores sean compatibles

Apple ya utiliza procesadores distintos para sus dispositivos móviles (desarrollados en conjunto con la tecnológica ARM Holdings), y según las fuentes de Bloomberg, uno de sus planes tentativos es producir ordenadores y portátiles que empleen estos procesadores.

Los analistas observan que la empresa tendrá que hacerse una especialista muy profesionalizada en la materia de microchips para conseguir que los procesadores del iPhone y el iPad trabajen en los ordenadores como los x86. Lo bueno es que el dinero no es un problema.

Mientras que el gran sueño de Tim Cook es lograr la compatibilidad generalizada en toda la gama de productos de Apple (y, por ende, ganar más por cada uno de ellos), una de las grandes preocupaciones detrás de un cambio de chip es la compatibilidad fuera del universo Mac.

Apple podría producir ordenadores de "baja capacidad" con los chips del iPhone y el iPad

Entre los usuarios de ordenadores de mesa y portátiles Mac, uno de los grupos más reconocidos es el de creativos y diseñadores, que utilizan los aparatos de la firma para realizar su trabajo pero podrían dejar de hacer en el caso de que ya no sean compatibles con otras marcas o programas.

Otro escenario es utilizar los procesadores de Intel únicamente en los ordenadores de máximo nivel que corren con el sistema operativo macOS (basado en los chips x86), e inaugurar una nueva gama de ordenadores de corto alcance que corran con sus propios chips y con el sistema operativo iOS (el mismo de los dispositivos móviles).

Un plan sería cortar la relación con Intel y tocar la puerta de su principal competidor, AMD, el único otro fabricante capaz de confeccionar procesadores x86, pero en ese caso sería imposible para la empresa unificar las experiencias de los usuarios en sus móviles y ordenadores.

En descenso

Para Apple, la publicación de Bloomberg es positiva porque abre campo a la especulación sobre sus próximos movimientos, algo que encanta en Cupertino. Además, la mayoría de sus posibles escenarios ven a la tecnológica ganando todavía más y acumulando más poder.

Pero para Intel el golpe es fuerte, y no solo financieramente. "Todo el mundo de la tecnología se está moviendo primero hacia el desarrollo y el diseño para aplicaciones móviles", cuenta The Verge, "pero las raíces de ordenador de Intel siguen impidiendo que sea competitivo en ese mercado en expansión".

No sólo Apple considera la opción de despedirse del gigante de los chips. Google también coquetea con la idea de producir sus propios chips, mientras Microsoft y Qualcomm no descartan del todo la posibilidad de cambiar el modelo de portátiles, pasando de los chips de Intel a los de ARM.

Hemeroteca

Apple
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad