Fotografía: Franck V.

España, único 'top' de Europa que no aumenta la inversión tecnológica

stop

Europa consiguió una financiación récord de más de 30.000 millones de euros, un 39% más que el año pasado. España, en la sexta posición del ránking

Madrid, 21 de noviembre de 2019 (19:05 CET)

España cerrará 2019 siendo el sexto país europeo que más invierte en tecnología, con un montante total que supera 1.200 millones de euros. Un dato positivo que esconde una cara oculta: del top 10 de países, la inversión doméstica fue la única que no creció respecto al ejercicio anterior. Algo que choca con la realidad europea, que en conjunto aumentó un 39% la partida hasta superar 30.000 millones de euros. 

Del total invertido, el sector tecnológico solo acapara un 4% en España, según el último estudio del grupo Atomico. El conglomerado fundado por el empresario sueco Niklas Zennström señala que la inversión en tecnología en Europa durante el año cerrará con una cifra récord al igual que el número de operaciones que superaron los 100 millones de dólares, algo más de 90 millones de euros. En concreto, 53 empresas frente a las 32 de 2018. 

A pesar del buen balance comunitario, Atomico señala un cierto estancamiento en el ecosistema tecnológico español. Por delante se sitúan Reino Unido, Alemania, Francia, Suecia y Suiza y, entre los motivos, señala una disminución de los fondos destinados a desarrollar nuevas soluciones, así como una ralentización en el crecimiento del talento. No obstante, España sigue por delante de sus vecinos portugueses, uno de los peores países en este apartado al registrar una caída del 66% en la inversión tecnológica. 

El mercado doméstico sí ha mostrado buenos datos en dos sectores concretos. El primero, la inversión en startups que centran su actividad en el transporte, donde España es el tercer país que más capital ha destinado. Entre 2015 y 2017, el porcentaje fue del 13%, mientras que solo en 2019 la partida supone un 15% del total invertido en tecnología. 

El segundo parámetro es que ha mostrado crecimiento como un 'hub de deep tech'. En otras palabras, en España existe, según el informe, una de las mejores combinaciones de la innovación tecnológica con la investigación de la comunidad académica a la hora de desarrollar productos tecnológicos. En este campo, la financiación para las empresas españolas ha sido, hasta noviembre, superior a 250 millones de euros, la mitad del total destinado a estas compañías desde 2014. 

'A la cola' en el talento individual

En lado opuesto, España tiene aún uno de los peores registros europeos en densidad de desarrolladores e investigadores per cápita. Concretamente, 7 y 3, respectivamente, por cada 1.000 habitantes. Estas cifras se acercan a las que presentan países como Grecia, Polonia y Hungría, que, además, tienen un número de habitantes significativamente inferior. Algo que no impie que en el primer puesto de la tabla se encuentra Dinamarca, con 8 investigadores y 17 desarrolladores por cada millar de ciudadanos.

La única buena noticia en este campo se debe a Barcelona, la cuarta ciudad europea por detrás de Londres, Estocolmo o Berlín. La Ciudad Condal recibió unos 33.000 euros por desarrollador en los últimos cinco años. En términos totales, Barcelona desciende al séptimo puesto de la tabla, aún así, tres posiciones por encima de Madrid. 

Barcelona y Madrid, en el top 10 de startups financiadas

La capital catalana aparece en la quinta posición en la tabla de ciudadas con más startups tecnológicas financiadas, 796, con Londres, París y Berlín ocupando el podio. Para encontrar a Madrid es necesario bajar hasta el octavo puesto con un total de 577 empresas financiadas en el periodo 2015-2019. 

Existe también una diferencia significativa respecto a la concentración de los trabajadores. Madrid acumula el 37% de los desarrolladores que operan en España, mientras que en Londres (57%) y París (55%), la cifra es alrededor de un 20% superior. 

Opacidad en las políticas europeas

Respecto a las políticas gubernamentales, la sentencia del informe de Atomico es contundente: "siguen siendo un misterio". Cuestionados sobre cuál es la máxima pripridad de la Comisión Europea para facilitar el emprendimiento, el 40% de los fundadores de empresas aseguran que no tienen la información suficiente para responder.

En cuanto a la política -esta vez, referido a una persona- que más ha influido en la tecnología europea, los encuestados señala a la comisaria de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, "para bien o para mal". El documento concluye alegando que, a lo largo de 2019, no se ha contemplado ninguna propuesta política relacionada con las fintech ni con la salud digital, dos sectores en los que la inversión ya ha superado 11.000 millones de euros este año.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad