Apple es una de las empresas digitales estadounidenses cuyas ganancias quiere gravar la Unión Europea.

Europa cambia las reglas del juego para Apple, Facebook y Amazon

stop

España, Francia e Italia proponen más presión fiscal para compensar lo que gigante como Google y Apple no abonan en impuesto de sociedades

Barcelona, 16 de septiembre de 2017 (16:39 CET)

Para la Unión Europea la legislación debe apretar a Google, Facebook y Apple para que cumplan con el fisco. Los gigantes tecnológicos amortiguan al máximo el pago de impuesto de sociedades cuando no tienen sedes físicas en los países en los que operan gracias a la ingeniería fiscal.

Por ello, Europa se plantea la posibilidad de cambiar las reglas del juego para las grandes empresas digitales y actualizar el impuesto de sociedades y la definición de establecimiento permanente. “Hay empresas del ámbito digital que no pagan impuestos en casi ninguna jurisdicción”, dijo el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

Precisamente España es uno de los países que llegan al debate con una propuesta para generar un tributo sobre los ingresos de estas compañías, con el que se recaudaría lo que no se abona en impuesto de sociedades. El plan también lo firman Francia, Alemania e Italia.

Más de 20 países apoyan la propuesta de generar un impuesto para las grandes empresas digitales

Austria, Bulgaria, Grecia, Rumania, Portugal y Eslovenia se han sumado oficialmente a la propuesta. Guindos manifestó que más de 20 países apoyan la idea y previó que ello brindará músculo político para que la solución se apruebe en el medio plazo.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea acordaron que existe la necesidad de diseñar nuevas medidas fiscales que permitan gravar la actividad de las grandes de Internet.

El primer análisis de la situación estará listo antes de la cumbre digital del 29 de setiembre en Tallin (Estonia). La propuesta definitiva se deberá presentar en la primavera de 2018. El consenso no parece fácil porque las medidas fiscales requieren unanimidad.

Algunos temen que Estados Unidos perciba las medidas como un ataque a sus compañías

En ese sentido, países como Irlanda, Dinamarca y Malta no han recibido bien la propuesta de una tasa compensatoria y podrían oponerse a la medida. Algunas voces temen que las propuesta se perciba en Estados Unidos como una suerte de ataque a sus empresas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad