Imagen de archivo de Mark Zuckerberg | Fuente: EFE
stop

En plena fuga de usuarios, el plan de Facebook pasa por dejar de ser una red social y enfocarse en la comunicación privada

Barcelona, 09 de marzo de 2019 (04:55 CET)

Mark Zuckerberg da por cierto que el concepto de las redes sociales como lo conocemos desaparecerá en el futuro. En su blog de Facebook, el fundador de la tecnológica revela que su plan para sobrevivir en el futuro es menos social y más privado, con un enfoque especialmente en la comunicación personal.

El presidente y consejero delegado de la compañía no toma a nadie por sorpresa. Todos los caminos recientes de Facebook llevan a la comunicación privada, desde la obsesión con los stories (el contenido efímero que ahora tienen las apps de Instagram, Facebook y Whatsapp) hasta integrar todos sus servicios de chat.

"Creo que el futuro de la comunicación se desplazará cada vez más hacia los servicios privados y encriptados en los que los usuarios pueden sentirse confiados de que lo que se dicen los unos a los otros permanecerá seguro y que sus mensajes y contenidos no se quedarán (en la web) para siempre", escribió Zuckerberg.

Paralelamente, la fuga de usuarios de la principal red social de Facebook sigue aturdiendo a la compañía. Esta semana, un estudio estimó que desde 2017 unos 15 millones de estadounidenses han abandonado la plataforma, la mayoría personas de entre 12 y 34 años, que curiosamente es la demográfica favorita de la publicidad digital.

El 62% de los ciudadanos de EEUU con edades entre los 12 y los 34 años usan Facebook en 2019, frente a un 79% en 2017. Y el 80% de los entrevistados están compartiendo contenidos en línea, pero cada vez menos lo hacen en Facebook. La cuenta regresiva se asoma en la oficina de Zuckerberg, que ya asume que las redes sociales fracasaron.

La red privada que prepara Facebook

La web de tecnología Recode bien hace en recordar que Facebook desplegó su negocio publicitario de 55.000 millones de dólares anuales gracias a productos que eran el contrario de privados. Las bazas de éxito de la empresa no estaban encriptadas ni tampoco ofrecían la opción de que el contenido desapareciera para siempre.

No obstante, Facebook solo toma decisiones de productos si los datos del comportamiento de los usuarios dicen algo que sustente un cambio. No por nada Zuckerberg dice que las versiones futuras de Whatsapp y Messenger (el chat de Facebook) serán las principales formas de comunicación entre los productos de la empresa.

Zuckerberg dice esto porque los datos de Facebook muestran que los usuarios ya están pasando más tiempo en el chat o compartiendo stories que en el muro de la red social. Esto genera un problema para Facebook, dado que el modelo publicitario del que salen sus ingresos tiene cabida en el muro pero no en la mensajería encriptada, por ejemplo.

La parte comercial es la gran ausente en las declaraciones de Zuckerberg, lo que deja abiertas dudas sobre cómo hará la empresa para ingresar dinero cuando finalmente dé el salto de red social a privada. El interés de Facebook en las criptomonedas puede ser parte de la estrategia, pues le ayudaría a entrar al sector de los pagos digitales.

Y la publicidad ya está disponible en los stories de las redes sociales, así que eso podrá continuar. Quizás Zuckerberg tampoco esté listo para revelar cuál es su plan financiero ante el nuevo paradigma de su empresa, pero estos son los principios que se propone impulsar: interacción privada, encripción, permanencia leve, seguridad, interoperabilidad y almacenamiento de datos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad