El nuevo casco de realidad virtual Rift S, de Oculus, una filial de Facebook

Facebook avanza un nuevo casco Oculus de realidad virtual de 450 euros

stop

En primavera saldrá a la venta la segunda generación del Oculus Rift, un casco de realidad virtual para ordenador que incorpora cinco cámaras internas

Barcelona, 21 de marzo de 2019 (15:21 CET)

La segunda generación de cascos Oculus llegará en la primavera. El fabricante de gafas de realidad virtual –propiedad de Facebook– anunció este miércoles el lanzamiento inminente de Oculus Rift S, que tendrá mayor resolución y una batería de cámaras internas que enmendarán los errores de su predecesor.

El anuncio oficial dice que el casco de realidad virtual tendrá un precio de 399 dólares, pero la prensa europea apunta a que el importe en la Unión Europea (UE) será de 450 euros (que, al tipo de cambio de hoy, son más de 510 dólares). El comunicado no especifica la fecha de lanzamiento del gadget.

El Oculus Rift S sustituye al Oculus Rift lanzado en 2016. La empresa también lanzó en 2017 Oculus Go, unas gafas de realidad virtual asequibles de 199 dólares que suponían, en palabras de Mark Zuckerberg, una oportunidad para que Facebook llevara esta tecnología a 1.000 millones de personas.

El nuevo casco de realidad virtual de Facebook tiene cinco cámaras internas

Rift S, al igual que su primera versión, es un casco de realidad virtual para ordenador. En lugar de ofrecer una resolución de 1080x1200 pixeles como el original, el Rift S ofrece 1280x1440 por cada ojo, o lo que es lo mismo 2560x1440.

El dispositivo pasa de los sensores externos que tenía previamente y ahora, en cambio, incorpora cinco cámaras internas que realizan el seguimiento de la posición de las manos y el cuerpo. También tiene una herramienta para ver el entorno real sin quitarse el casco.

"Las críticas de los primeros usuarios que han usado el kit de realidad virtual son positivos", informó Extreme Tech. "El monitoreo interno de brazos y manos parece ser superior al original", y "mientras el Rift S es levemente más pesado que el Rift original, el nuevo diseño de Lenovo es aparentemente más fácil de usar durante periodos largos", dice el sitio.

Una de las primeras críticas negativas del Oculus Rift S es que, pese a la insistencia de los fans de este tipo de gadgets, todavía no permite la conexión wifi.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad