Un ícono de Facebook en Menlo Park, California. Foto: EFE/JGM
stop

La red social permitió que más de 150 empresas accediesen de forma 'especial' a datos de usuarios aunque tuvieran desactivadas las opciones de compartir

Madrid, 19 de diciembre de 2018 (10:37 CET)

El escándalo sobre cómo Facebook trata la información personal y como la ofrece a otras empresas sobre sus usuarios es mucho peor de lo esperado. Según un nuevo artículo del diario The New York Times, Facebook dio acceso especial a datos personales a muchas empresas, incluyendo Apple, Microsoft, Netflix o Amazon, aunque algunas no lo supiesen.

El peor año para Facebook no termina de cerrarse por sus irregularidades sobre la información personal de millones de usuarios. Según los documentos a los que ha tenido acceso el diario, demostraría que Facebook mintió al explicar hasta dónde daba acceso a datos personales a empresas.

Facebook ha dado acceso a los nombres de los amigos de usuarios de la red social a empresas como Microsoft. Servicios de streaming como Netflix y Spotify o un banco canadiense han podido leer mensajes privados. Amazon ha podido recopilar información sobre tu relación con otros usuarios.

Tanto Apple como Netflix o Spotify han comentado que nunca accedieron a mensajes privados y que no tenían conocimiento de que Facebook les hubiese dado tal poder. Apple, en concreto, dice que en la compañía "no sabían que Facebook había concedido a sus dispositivos ningún acceso especial, y que cualquier dato compartido no había esto disponible para nadie más que los usuarios."

Acceso de Siri a los datos a través de Bing

En el caso de Microsoft, Facebook dio acceso al buscador Bing para que encontrase los nombres de todos los contactos de un usuario sin su consentimiento. Aunque Bing no es un buscador muy grande como lo puede ser Google hay otros servicios que lo usan para recopilar datos, por ejemplo, el asistente virtual Siri, de Apple, que usa Bing como motor de búsqueda.

En el caso de Amazon, la red social permitió que buscasen relaciones de usuarios. Es decir, Amazon podía reconocer quién era un cliente suyo gracias a los datos de Facebook y relacionar quién era un contacto. Esto ha generado algunos problemas para autores de libros que suben sus obras a la plataforma de Kindle.

Un usuario de Amazon compartió en 2015 cómo bloqueaba reseñas de varios libros que había leído ya que la tienda creía que conocía personalmente a los autores. Ahora podemos relacionar que Amazon sabía de esta relación porque seguía perfiles de los autores originales en Facebook.

Esta persona no conocía personalmente a los autores, aunque estuvieron en un mismo evento no intercambiaron ni una sola palabra, pero sí que seguía su perfil en Facebook.

Facebook actuó a las espaldas de los usuarios

Facebook nunca avisó a sus usuarios que estaba compartiendo sus datos a otras empresas de una forma especial. Según el diario más de 150 empresas han tenido un acceso extra sobre cómo tratar los datos de usuarios de la red social, llegando hasta el punto de tener control sobre los mensajes privados.

Facebook no ha vendido los datos de sus usuarios, pero ha hecho algo muy parecido: dar permiso a otras empresas a partes de esos datos para que se usen sin saber muy bien cómo.

Incluso si los usuarios desactivaban todas las opciones para compartir, estas empresas podían acceder a información personal.

Los primeros tratos con empresas datan de 2010 y llegan hasta 2017, una época en la que Facebook ya había tenido problemas con fuga de información. Pese a esta información, Facebook ha declarado que los contratos indicaban que estas empresas debían comportarse según las políticas de privacidad de Facebook.

Acceso especial por la desesperación de crecer

La razón por la que Facebook concedió un acceso de datos especial a empresas era para generar más ingresos y crecer más rápido.

Aunque no se sabe concretamente cuánto pagaban estas grandes empresas por el acceso a la información de millones de personas, Facebook ha logrado monetizar a sus usuarios más allá de la publicidad, vendiendo información personal como las relaciones entre personas.

Según el New York Times estos tratos les permitió crecer en número de usuarios, aunque no se indica cómo o la cantidad real de nuevos registros.

Los datos se han convertido en uno de los bienes más valiosos del siglo XXI y Facebook tiene datos de miles de millones de personas alrededor del mundo. Sus nombres, direcciones, números de teléfono, gustos, relaciones personales… Todo está a la venta para anunciantes y para que un pequeño grupo de empresas puedan sacar provecho.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad