Figuras de cartón en el Congreso de Estados Unidos antes de la comparecencia de Mark Zuckerbeg por el escándalo de Cambridge Analytica. EFE Michael Reynolds.

Facebook tiene un robot 'anticuñados' para instruir a sus empleados

stop

El Liam Bot responde a las dudas de los trabajadores de la red social que consultan qué deben responder ante preguntas o comentarios sobre Facebook

Daniel Domínguez

Figuras de cartón en el Congreso de Estados Unidos antes de la comparecencia de Mark Zuckerbeg por el escándalo de Cambridge Analytica. EFE Michael Reynolds.

Madrid, 03 de diciembre de 2019 (17:16 CET)

Las cenas de Navidad pueden convertirse en un suplicio. Por un lado, que las familias se reúnan es (casi) siempre un motivo de celebración. Sin embargo, entrañan un riesgo oculto: tener que tolerar los razonamientos -muchas veces infundados- de ciertos miembros, que la sabiduría popular se ha encargado de catalogar como 'cuñados'. Para contrarrestar sus inquebrantables argumentos, Facebook ha desarrollado un robot que enseña a sus empleados a responder "correctamente" a preguntas sobre las cuestiones judiciales contra los que la compañía de Mark Zuckerberg lleva meses peleando. 

El Liam Bot, nombre con el que la red social ha bautizado a su nuevo sistema, responde a las súplicas de los trabajadores de Facebook. Desde hace un par de meses, muchos empleados trasladaron a sus jefes de departamento su preocupación por no poder responder a las preguntas incómodas de sus familiares, según un artículo publicado en The New York Times.

"Nuestros empleados solicitan regularmente información para usar con amigos y familiares sobre temas que han salido en las noticias, especialmente durante las vacaciones", explica una portavoz de la red social.​

Estas cuestiones suelen estar relacionadas con varios asuntos sobre los que Zuckerberg ha tenido que responder incluso ante el Congreso de Estados Unidos, y versan sobre si la red social es realmente un peligro para la democracia actual o sobre el destino de los millones de datos que Facebook ha ido recopilando. 

Para responderlas, la compañía de Silicon Valley lanzó, un día antes de Acción de Gracias -que se celebró el pasado 28 de noviembre- un chatbot que enseña las respuestas oficiales que da el gabinete de relaciones públicas de Facebook. 

El software utiliza tecnología de inteligencia artificial para mantener una conversación con los empleados. De esta forma, los trabajadores reciben automáticamente respuestas en función de cuatro argumentos: "Facebook consulta con expertos en la materia"; "ha contratado más moderadores para vigilar el contenido"; "trabaja para detectar discursos de odio" y "la regulación es importante para abordar el problema". 

Además, la compañía que dirige Zuckerberg propone utilizar estadísticas de informes sobre cómo Facebook hace cumplir con sus propios estándares. 

Demasiados escándalos en pocos años

En los últimos años varios escándalos han sacudido a Facebook. El mayor de ellos, el de Cambridge Analytica, mediante el cuál se destapó que la red social de haber ejercido una campaña de desinformación durante las elecciones presidenciales de 2016 que finalizaron con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Esto propició la comparecencia en el Congreso de Zuckerberg, que incluso llegó a disculparse. "No hicimos lo suficiente, fue mi error y lo siento", dijo entonces el fundador de la red social. Además, el escándalo de Cambridge Analytica dificultó el reclutamiento de nuevos empleados por parte de Facebook, según un reportaje publicado en la cadena estadounidense CNBC

La privacidad de los usuarios ha sido fundamentalmente el eje sobre el que se sostienen las críticas a la red social. El pasado octubre, The Verge publicó varios audios con una serie de preguntas y respuestas entre Zuckerberg y varios de sus empleados más cercanos, revelando su rechazo a la propuesta de la senadora Elizabeth Warren para limitar la regulación a las grandes tecnológicas

"Si [Warren] es elegida presidenta, entonces apostaría a que tendremos un desafío legal, y apostaría a que lo ganaremos. ¿Y eso nos jode? Sí, no quiero tener una demanda contra nuestro propio Gobierno... pero, al final del día, si alguien va a tratar de amenazar algo tan existencial, bajas a la lona y peleas", se escucha en uno de los audios publicados. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad