Así cambiará tu móvil Android tras la multa de Europa a Google

El buscador de Google puede desaparecer de tu móvil tras la multa de Europa

stop

La multa de 4.300 millones de la Comisión Europea cambiará el negocio de Google en el ‘Viejo Continente’

Barcelona, 19 de julio de 2018 (16:00 CET)

Probablemente vas a ver unos cuantos cambios en la manera en la que se utilizan los móviles que funcionan con Android y las aplicaciones de Google a lo largo de los próximos tres meses. 

La multa de la Comisión Europea a Google, de 4.300 millones de euros, por la posición de abuso de poder de su sistema operativo móvil Android podría provocar algunos cambios en la forma en de utilizar los teléfonos inteligentes y las aplicaciones de Google en los próximos tres meses.

Google deberá pagar dicha cantidad por haber utilizado Android para consolidar la popularidad de las aplicaciones y servicios de Google, exigiendo a los fabricantes de teléfonos con este sistema operativo que instalasen en los mismos su buscador web y el navegador Chrome si querían usar la Play Store, o "tienda" de aplicaciones, de la empresa.

Razones para la multa

En concreto, Google ha sido multada por:

- Exigir a los "fabricantes que preinstalen la aplicación Google Search y la aplicación del navegador (Chrome), como condición para obtener la licencia de la tienda de aplicaciones de Google (la Play Store)".

- Pagar "a algunos grandes fabricantes y operadores de redes móviles con la condición de que preinstalen exclusivamente la aplicación Google Search en sus dispositivos".

- Evitar que "los fabricantes que deseen preinstalar aplicaciones de Google vendan incluso un único dispositivo móvil inteligente que se ejecute en versiones alternativas de Android que no hayan sido aprobadas por Google.

"Estas prácticas han impedido a sus rivales innovar y competir en igualdad de oportunidades. Han negado a los consumidores europeos los beneficios de una competencia efectiva en el importante ámbito de la telefonía móvil. Esto es ilegal en virtud de las normas antimonopolio de la UE", afirmaba la Comisión Europea en su comunicado.

El panorama de Google con la multa

Pero, tras la multa, la gran pregunta es ¿cómo afectarán los cambios a tu teléfono Android? La compañía tiene la intención de recurrir la decisión de la Comisión, así que todavía existe la posibilidad de que sea revocada si Google gana.

Si no es así, estos serían los cambios que Google deberá hacer en su sistema operativo Android:

Es posible que algunos teléfonos Android no incluyan las versiones preinstaladas del navegador web Chrome de Google ni de las aplicaciones de búsqueda de Google

Algunos teléfonos Android no incluíran las aplicaciones de búsqueda de Google

Hoy día, los fabricantes de teléfonos inteligentes Android deben incluir Chrome y Google Search para ofrecer a sus clientes acceso a la tienda Google Play Store, donde se pueden descargar miles de aplicaciones, o así lo asegura la Comisión. 

Sin acceso a Play Store, un smartphone Android está destinado al fracaso por falta de aplicaciones, ya que los desarrolladores de aplicaciones para móviles normalmente sólo crean aplicaciones para iOS, de Apple, y Android, de Google.

Los cambios los podremos apreciar de aquí a tres meses

Así que dentro de 90 días es posible que los teléfonos Android ya no vengan con Google Chrome o Google Search, en caso de que un fabricante de teléfonos inteligentes Android no desee incluirlos. 

A cambio, los fabricantes de teléfonos inteligentes pueden preinstalar exclusivamente sus propios navegadores web y aplicaciones de búsqueda, sin necesidad de incluir las aplicaciones Chrome o Search de Google.

Es posible que esto no afecte a nadie que utilice el navegador predeterminado de su smartphone, como la aplicación de Internet de Samsung. Pero cualquiera que desee utilizar Google Chrome y Google Search en un smartphone Android que no venga preinstalado con esas aplicaciones deberá encontrarlas en Google Play Store e instalarlas manualmente.

Los Smartphones podrán incluir Chrome pero no estarán obligados a hacerlo

Los fabricantes de teléfonos inteligentes aún podrían incluir Chrome y Google Search, pero no estarían obligados a hacerlo. Muchos fabricantes de teléfonos inteligentes Android ya ofrecen sus propios navegadores web como navegador predeterminado, pero también incluyen Chrome de Google como opción, que a menudo ocultan entre las aplicaciones del teléfono.

El uso de Chrome tiene varias ventajas si utilizas otros productos y aplicaciones de Google, ya que se pueden sincronizar entre sí para facilitar su uso y automatización. Google también obtiene más ingresos por publicidad de los usuarios de Chrome.

La IA de Google, afectada por la multa

En cuanto a la Google Search, los usuarios de Android no necesariamente tendrían un acceso directo a, por ejemplo, el asistente de voz de inteligencia artificial Google Assistant o la barra de búsqueda de Google que a menudo viene preinstalada en la pantalla de inicio de un teléfono Android.

Google Assistant es actualmente una de las principales prioridades de la empresa, ya que la IA parece ser el siguiente objetivo de la tecnología.

Además, omitir Google Search daría más posibilidades de ser utilizados a otros asistentes de voz, como el asistente de Inteligencia Artificial Bixby de Samsung.

La multa dará visibilidad a otros asistentes de voz

Aunque Google quisiera pagar a los fabricantes de teléfonos inteligentes para que solo ofrezcan su buscador web, y, por tanto, también el Google Assistant, ya no podría hacerlo, porque la Comisión lo considera "ilegal". 

Así, es posible que no encuentres Google Search y Google Assistant preinstalados en teléfonos inteligentes Android de determinadas empresas.

Más variedad en los productos Android

En su lugar, es posible que haya una aplicación de búsqueda del fabricante del smartphone, o una aplicación de búsqueda de terceros, preinstalada en un smartphone Android. Lo mismo ocurre con el asistente de voz, que podrá ser del fabricante del teléfono o de un tercero.

Podremos ver más teléfonos inteligentes funcionando con diferentes sistemas operativos. Esos diferentes sistemas operativos aún podrán estar basados en Android, pero tener una apariencia distinta y funcionar de forma diferente, aunque no son conocidos porque Google no los aprobó.

Sin la aprobación de Google, estos sistemas operativos basados en Android no podrían tener acceso a Google Play Store, y un teléfono Android sin acceso a Play Store está destinado a fallar, como por ejemplo el teléfono Fire Phone de Amazon, que ejecuta el sistema operativo Fire OS basado en Android.

Ya vimos caer el Fire Phone de Amazon por casos similares

Fire OS on the Fire Phone no fue aprobado por Google y no incluye acceso nativo a Google Play Store. La falta de aplicaciones, entre otras razones importantes, llevó a la desaparición del teléfono.

Con las demandas de la Comisión de la UE, aquellos sistemas operativos basados en Android que actualmente no están aprobados por Google tendrían acceso a las aplicaciones de Google Play Store.

Así, podremos ver los teléfonos de Samsung, LG y de cualquier otro fabricante de teléfonos inteligentes Android funcionando en diferentes sistemas operativos basados en Android, como el Fire OS de Amazon, por ejemplo.

Tras la multa, en Europa los fabricantes podrán escoger no incorporar herramientas Google en su teléfono

Tras la multa, en Europa los fabricantes podrán escoger no incorporar herramientas Google en su teléfono / Wikimedia

A fin de cuentas, un smartphone que ejecute una versión significativamente diferente del sistema operativo Android seguiría siendo, en esencia, un teléfono Android.

 Seguirá teniendo acceso a la tienda Play Store de Google y a sus aplicaciones Android, lo que podría decirse que es uno de los factores más importantes para el éxito de un teléfono Android.

Legislación mundial

Google sólo tendría que hacer estos cambios en la UE, pero podría cambiar Android en el resto del mundo.

Las demandas de la Comisión de la UE no obligarían a Google a cambiar Android fuera de las fronteras de la UE. Así que, técnicamente, Google puede mantener el negocio como de costumbre fuera de la UE.

Las demandas de la Comisión Europea no afectarán a otras zonas del mundo

Dicho esto, Google necesitaría hacer una versión EU separada de su sistema operativo Android con los cambios exigidos. Esto podría resultar en un cierto caos para Google y Android, y podría dar lugar a un ecosistema Android más desorganizado.

El ecosistema Android está actualmente fragmentado, lo que significa que la mayoría de los teléfonos Android existentes están ejecutando varias versiones diferentes, y más antiguas, del sistema operativo Android.

El ecosistema Android se encuentra dividido

La fragmentación conduce a problemas de seguridad, así como a obstáculos para los desarrolladores de aplicaciones Android. La puesta en marcha de una versión europea separada del sistema operativo Android podría agravar aún más su problema de fragmentación.

Google tienen la intención de recurrir la decisión de la Comisión de la UE, pero como no hay un plazo máximo para la respuesta, podremos ver estos cambios antes o después.

- Noticia original de Antonio Villas - Boas, de Business Insider

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad