GSMA vende todos los espacios del próximo Mobile World Congress

stop

Los 94.000 metros cuadrados de Fira Gran Vía están llenos y se plantea iniciar la venta de 'stand' en Montjuïc

El consejero delegado de GSMA y organizador del congreso del móvil, John Hoffman, en Fira Gran Vía - EFE

26 de junio de 2013 (21:11 CET)

El Mobile World Congress es un evento de éxito consolidado. Tanto, que ocho meses antes de que se de el disparo de salida de la nueva edición, Fira Gran Vía (Hospitalet del Llobregat, Barcelona) ha colgado el cartel de completo, aseguran fuentes cercanas a la organización.

GSMA, una institución parecida a la patronal del móvil con sede en Londres y oficinas en Barcelona, es la que se encarga directamente de comercializar los 94.000 metros cuadrados del recinto de Hospitalet. A finales del pasado congreso, que se celebró en febrero, ya había vendido buena parte de los stand disponibles, informan los mismos interlocutores. Llenar el recinto ferial sólo les ha costado cuatro meses más.

Fira Barcelona

El propio consejero delegado de GSMA, John Hoffman, anunció el pasado enero que el crecimiento del congreso del móvil les había sorprendido muy gratamente. Incluso confesó que no esperaban que en una edición el espacio les quedara pequeño por la demanda existente.

Por este motivo, abrió la puerta a que parte de las actividades se celebraran en el recinto de Fira Montjuïc, en Barcelona. Inicialmente, planteó que ciertos eventos de noche se organizaran directamente en los salones disponibles en la avenida Maria Cristina de la capital catalana. Ahora, GSMA estudia encajar en este segundo recinto los expositores que se han quedado fuera de Hospitalet, señalan las mismas fuentes.

3.000 euros por metro cuadrado

La venta de stand en el Mobile World Congress supone una inyección económica importante tanto para GSMA como para Fira Barcelona. En la edición anterior se comercializó el metro cuadrado de los expositores a unos 3.000 euros, según otras fuentes del sector.

Las entradas también son de las más caras. Un pase de visitante cuesta unos 700 euros, aunque no permite entrar en ciertas zonas reservadas a los expositores o el networking. Para ello, existen entradas que oscilan entre los 2.000 y los 5.000 euros y que permiten acceder a todos estos rincones de Feria Gran Vía, además de ciertos ervicios añadidos, como el transporte o la comida.

El impacto económico del congreso para Barcelona también es importante. Las 72.000 personas que pasaron por el evento este 2013 dejaron en la ciudad 320 millones de euros, dos cifras que suponen un récord. La próxima edición del Mobile World Congres se celebrará entre el 24 y el 27 de febrero de 2014.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad