Christopher Lutz, investigador de IBM, en el dispositivo que ha podido registrar información en un átomo. / IBM Research

IBM permitirá guardar 35 millones de canciones en una tarjeta de memoria

stop

IBM anuncia que ha logrado guardar información en un átomo. Este avance multiplica cientos de miles de veces el almacenamiento de datos

Juan Pedro Chuet-Missé

Christopher Lutz, investigador de IBM, en el dispositivo que ha podido registrar información en un átomo. / IBM Research

Barcelona, 11 de marzo de 2017 (12:05 CET)

¿Cuál es el límite para guardar información? La unidad mínima de la materia es el átomo, y hacia él se dirigieron los ingenieros de IBM. El ‘gigante azul’ anunció que ha logrado guardar datos en un átomo, lo que puede multiplicar en forma astronómica la capacidad de información de los dispositivos.

Actualmente, las unidades de almacenamiento necesitan 100.000 átomos para guardar un bit de información. El gran logro de IBM es que ha logrado que ese bit se guarde en un imán del tamaño de un átomo, por lo que las posibilidades de expansión de los futuros discos duros se multiplicará cientos de miles de veces. Por ejemplo, se podrá guardar la colección entera de canciones de iTunes, unas 35 millones de temas, en un dispositivo del tamaño de una tarjeta de crédito.

IBM alcanza la unidad mínima de la materia para guardar información

Para lograr registrar la información, los ingenieros han usado el sistema Holmio, que ayuda a estabilizar el átomo y a insertar el bit de información por medio de la corriente eléctrica.

Los futuros ordenadores cuánticos superarán con creces a las supercomputadoras más potentes

El átomo puede leer un solo dato, un 0 o un 1, la base del código binario (con que funcionan los ordenadores). Para verificar el sistema, crearon una estructura atómica con dos bits de Holmio, y registraron los cuatro posible estados. Y descubrieron que la información puede leerse y escribirse de manera autónoma aunque los átomos estén separados por un nanómetro (milmillonésima parte del metro).

Se larga la carrera de los ordenadores cuánticos

Además, IBM ha anunciado que construirá los primeros ordenadores comerciales basado en la tecnología cuántica, que superarán con creces a las supercomputadoras más potentes que existen.

Los IBM Q tendrán sus programas y sistemas en la nube, y se diseñarán para analizar problemas que son demasiados complejos para los actuales sistemas informáticos, como las aplicaciones en el campo de la química. En este sentido, la tecnológica afirma que la computación cuántica podrá revelar la complejidad de las interacciones moleculares, lo que abre la puerta a nuevos descubrimientos de materiales y avances en la medicina.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad