Kugoo Kirin M4.

Kugoo Kirin M4: un vehículo eléctrico idóneo para la nueva movilidad

stop

El patinete eléctrico para adultos Kirin M4 es robusto, potente y fácil de manejar. Además es asequible y no contamina, perfecto para circular por la nueva normalidad

Madrid, 13 de junio de 2020 (04:55 CET)

Los patinetes eléctricos para adultos son una alternativa sostenible frente a la contaminación que, además, posibilitan el transporte individual y facilitan la distancia interpersonal en los trayectos cotidianos, tanto en viajes directos como en rutas combinadas con otros medios de transporte público.

No es de extrañar que tras la crisis del covid-19 se haya disparado la demanda de estos vehículos eléctricos de movilidad personal: durante la desescalada se han certificado como una alternativa para moverse sin emisiones, sin aglomeraciones, sin atascos... Y de puerta a puerta, acelerando la creciente popularidad que venían experimentando en los últimos años.

El Kirin M4 es un de las últimas propuestas del fabricante de patinetes eléctricos Kugoo, que ofrece en España un amplio catálogo de modelos de diferentes prestaciones y tamaños a través de Kugoo Spain, la distribuidora oficial de Kugoo en España. En concreto, el Kirin M4 es un patinete para adulto apto para personas de gran altura (gracias a que asiento y manillar se ajustan en altura) y con capacidad para hasta 150 Kg. de peso.

kugoo m4 6 1000x1000
La altura del manillar se ajusta y permite conducirlo de pie, sin sillín.

 

Fácil de manejar y de llevar (en la mano, el metro o el maletero del coche)

Se trata de un modelo que se pliega de forma sencilla —con un resorte fácil de accionar incluso con un mano— que se puede utilizar con y sin sillín dependiendo de las preferencias del usuario. El soporte y el sillín se quitan y ponen con un par de fijaciones, y el patinete se pliega totalmente tanto si lleva sillín como si no.

El Kugoo M4, plegado
El Kugoo M4, plegado

Precisamente la posibilidad de plegar el patinete es una de las características que hacen de este un vehículo versátil: su uso puede combinarse con otros medios de transporte, como el coche o el transporte público, para crear así la configuración de movilidad más adecuada en función de los hábitos y necesidades del usuario.

Estos serían un par de casos típicos:

  • Si hay que llevar niños a la escuela permite circular parte del trayecto en coche, hasta el colegio, y después sacar el patinete del maletero para adentrarse en el centro de la ciudad evitando los atascos, las emisiones las tarifas y limitaciones al tráfico de los aparcamientos del centro.
  • Utilizar el patinete para llegar hasta el tren o el metro, plegarlo y volver a desplegarlo para recorrer el último trayecto desde la estación de tren o metro hasta el lugar de trabajo.

Son solo un par de posibles escenarios en los que el patinete eléctrico complementa al transporte convencional, reduciendo los tiempos y costes de desplazamiento.

Encendido con llave, ordenador, intermitentes, frenos de disco... ¡No le falta nada!

Para encender el Kirin M4 hace falta llave, lo que es un plus de seguridad que permite dejarlo en la calle apagado y enganchado de forma parecida a como se dejan las motos y ciclomotores, y lo que anticipa que este Kugoo M4 es más que un patinete eléctrico.

En realidad este M4 es más bien un vehículo eléctrico unipersonal con una relación calidad-precio sobresaliente que redefine el transporte urbano, con buenas prestaciones y rendimiento y completamente equipado. Tiene incluso intermitentes.

Un patinete de grandes prestaciones, robusto y estable

No es un patinete ligero (pesa algo más de 20 kilos) pero es robusto, potente y muy estable gracias a sus neumáticos de 10 pulgadas antideslizantes (con dibujo y válvula de inflado estándar) que resisten bien los los baches de la calzada. Y también gracias a un chasis de aluminio de gran rigidez y a su doble sistema de suspensión trasero y delantero que cuenta con un total de cuatro amortiguadores para absorber los pequeños golpes y vibraciones.

Se complementa con un frenos de disco delante y detrás (que detienen totalmente el patinete en apenas 4 metros) y un motor eléctrico de gran potencia, de 500 vatios.

Esta configuración transmite mucha confianza y seguridad, por lo que este M4 es un modelo muy adecuado para quien se inicia en este tipo de vehículos o está acostumbrado a vehículos convencionales.

Al dar el contacto en este M4 se enciende también un completo ordenador de a bordo y un indicador de la carga de la batería. El ordenador muestra en pantalla información sobre el trayecto (velocidad, kilómetros recorridos, duración del viaje...) y permite también seleccionar la marcha o potencia del motor eléctrico.

ordenador kugoo kirin m4
Ordenador del Kugoo Kirin M4

Tiene 3 niveles de potencia que se seleccionan pulsando un botón. En función del nivel elegido el motor eléctrico entregará más o menos potencia, de forma más o menos suave. La marcha 1 es perfecta para iniciarse (y tiene un consumo menor de batería) pero la marcha 3 es donde está la diversión; donde el M4 muestra lo mejor de sí mismo y ofrece las mejores prestaciones, porque el trayecto diario no tiene por qué ser aburrido.

En cualquier caso y en cualquier marcha el acelerador (situado junto a la empuñadura derecha) permite dosificar la potencia de forma cómoda y precisa. Sin tirones ni sobresaltos.

Junto a la empuñadura izquierda hay otro panel con los botones para la bocina, los intermitentes y para encender las luces del patinete; todas las lámparas son de tipo led, tanto el piloto trasero como los intermitentes, la iluminación complementaria (situada en los laterales) y también el faro frontal, lo que significa buena iluminación que el menor consumo y sin ningún mantenimiento.

La velocidad máxima del Kirin M4 es de unos 45 kilómetros por hora, lo que le permite circular sin dificultad a la velocidad máxima de 30 km/h establecida en muchas ciudades, como Madrid, para los patinetes. Y también superar pendientes pronunciadas sin problema, de hasta 15º.

Luces, bocina, intermitente
El Kugoo M4 cuenta con luces (faro y posición) bocina e intermitentes.

La batería de 11 Ah se carga por completo en unas seis horas para ofrecer 45 kilómetros de autonomía. Con esta autonomía una carga de batería será para muchos usuarios suficiente para cubrir una semana de trayectos diarios, considerando un trayecto urbano de 4,5 kilómetros de promedio.

Simplifica y abarata la circulación diaria (y hace de la ciudad un lugar mejor)

Una ventaja adicional de estos vehículos es que no requieren mantenimiento. El Kirin M4 utiliza un motor eléctrico de 48 voltios —el mismo voltaje que utilizan los coches de tipo "microhíbdridos"— sin escobillas, por lo que el motor no dispone de componentes susceptibles al desgaste.

El precio del Kirin M4 (559,99€) supone una ventaja añadida que permite amortizar su coste en poco tiempo, tanto si se utiliza en combinación o no con otros medios de transporte —como el coche, autobús, metro o tren— u con la ventaja añadida de que permite ir "gratis" de puerta a puerta, sin preocuparse ni por las zonas restringidas al tráfico ni por el aparcamiento.

Se trata, en definitiva, de un vehículo idóneo para las ciudades del siglo XXI y más aún en el contexto de nueva normalidad —iniciada primero por la crisis climática y certificada después por la crisis sanitaria— que exige, entre otras medidas, una nueva movilidad urbana para la que Kugoo ofrece una propuesta cómoda, completa y asequible.