La china en el zapato del espectacular resultado de Facebook 

stop

La red social advierte que los ingresos por publicidad, claves en el continuado crecimiento de sus beneficios, podrían haber llegado a un tope. Zuckerberg se pregunta: ¿ya no caben más anuncios en el muro de los usuarios? 

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en Arizona, Estados Unidos. /EFE

Barcelona, 28 de julio de 2016 (15:15 CET)

Mark Zuckerberg, máximo dirigente de Facebook, logra reinventarse una y otra vez. El enorme negocio que mueve la red social --1.710 millones de usuarios— sigue ganando en rentabilidad. La tecnológica consiguió en el segundo trimestre del año 6.440 millones de dólares (en torno a 5.825 millones de euros) en ingresos, un 59% más que en el mismo periodo de 2015. Los beneficios, por su parte, se multiplicaron hasta los 2.055 millones de dólares (1.858 millones de dólares).

Si compañías como Microsoft o Apple viven momentos de dudas, la ola Facebook parece que no tiene visos de romperse. Los usuarios siguen creciendo, las adquisiciones se han mostrado acertadas y el acceso desde el móvil –la plataforma para la Zuckerberg piensa desde hace años sus servicios—continúa al alza.

Sin embargo, apuntan los analistas, la clave está en la fidelidad de los usuarios, que se traduce en un aumento del jugosísimo pastel de la publicidad, donde el móvil ya es por abrumadora mayoría la principal fuente de ingresos (84% del dinero que Facebook genera en este campo viene de los dispositivos móviles).

Ingresos por publicidad

Aquí es donde la red social californiana encuentra su particular china en el zapato. Este miércoles, Dave Wehner, responsable de finanzas de Facebook, advirtió a los inversores de que el crecimiento de los ingresos publicitarios podría, de algún modo, haber tocado techo. La consecuencia más inmediata: es muy probable que en los trimestres venideros el alza en las ganancias se resienta.

Pero el dilema va más allá. "La cantidad de anuncios es definitivamente más alta ahora que hace pocos años", señaló Whener, reconociendo implícitamente que Facebook ha llenado, quizás hasta los topes, los muros de sus usuarios en base a publicidad y más publicidad. ¿Se puede entonces exprimir más este filón?

"Una mezcla entre arte y ciencia"

Posiblemente el mayor éxito reciente de la compañía ha sido conseguir un equilibrio entre contenidos sociales y anuncios, sin atiborrar y cansar a los usuarios –por mucho que a algunos les parezcan excesivos, los números de la tecnológica desmienten una espantada de usuarios por este motivo. Wehner describe este proceso como una "mezcla entre arte y ciencia", en el que la compañía emplea mucho tiempo y recursos.

El directivo descartó también una de las hipótesis en el aire, que Facebook reduzca próximamente el número de anuncios para así aumentar automáticamente su precio. Sea como sea, la tecnológica tendrá que afrontar este nuevo reto lo antes posible. La duda está en cómo lo hará y si, por el camino, no se dejará parte del espectacular rendimiento que en los últimos años ha conseguido obtener con su negocio.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad