La estafa de las llamadas perdidas

stop

La policía investiga la pista africana de unas nuevas estafas telefónicas, que son masivas en España aunque de pequeños importes

Una mujer recibe una llamada en su teléfono móvil. / MANUEL BRUQUE / EFE

Barcelona, 19 de enero de 2017 (16:52 CET)

¿Quién no ha devuelto una llamada perdida sin mirar el número? Suena el teléfono y, después del primer tono, cuelgan. Por instinto, curiosidad o, sencillamente, porque en ese momento no llevan las gafas puestas y no ven el número, los abonados devuelven la llamada.

Este gesto puede pasar factura: pueden haber telefoneado a un número de tarifación adicional localizado en algún país africano. Han picado en la estafa de las llamadas perdidas.  

La Policía Nacional y la Guardia Civil advierten ya a través de las redes sociales de este nuevo tipo de estafas telefónicas. Aconsejan no devolver llamadas de emisores desconocidos procedentes del extranjero, especialmente si los prefijos corresponden a Albania (355), Costa de Marfil (225), Ghana (233) o Nigeria (234). Puede ser una estafa.

Desde el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) se informa de que, periódicamente, aparecen repuntes de estos fraudes. Resulta muy difícil perseguir a los timadores. Operan desde diversos países y cambian constantemente de números.

Timos masivos de pequeñas cantidades

La Unidad de Delitos Tecnológicos del CNP mantiene una investigación en marcha. No facilitan información al respecto, pero un portavoz policial confirma a Economía Digital que los "cerebros" de los operativos están en África y van cambiando de país. Estas fuentes señalan que no se puede cuantificar el monto de la estafa. Se trata de timos masivos, pero de pequeñas cantidades.

La mayoría de los que devuelven una de estas llamadas fraudulentas puede perder entre uno y tres euros. Al otro lado del aparato, un contestador automático les pide un tiempo de espera que se puede hacer eterno. El único objetivo es alargar la duración y, por la tanto, aumentar el importe a pagar.

Desde el CNP se anima a los ciudadanos a denunciar estas prácticas. Como el importe defraudado es de escasa cuantía, no se informa a las autoridades. En cambio, muchos de los afectados explican su experiencia en foros de Internet, donde se comparte información sobre números de telefonía fraudulentos o molestos.

¿Cómo borran la pista?

Policía y Guardia Civil han desarticulado diversas redes en España que cometen fraude con los números de tarificación adicional, especialmente con los que empiezan por '905'. Las víctimas reciben una llamada desde una terminal de telefonía móvil para que contacten con un '905'.

Seguirles la pista resulta más fácil que perseguir a los timadores de las redes africanas. Éstos borran las pistas con una compleja trama: las llamadas devueltas pasan a través de operadores nacionales, internacionales y de empresas de telefonía local en los países en los que operan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad