Fotografía:Proxyclick Visitor Management System

La IA amenaza a los profesionales más preparados (y mejor pagados)

stop

Un estudio identifica los tipos de tareas y ocupaciones que pueden verse afectadas por las crecientes capacidades de la inteligencia artificial

Madrid, 20 de noviembre de 2019 (14:37 CET)

La inteligencia artificial y la automatización tienen en cierto modo afectaciones extremas cuando se aplican al entorno laboral: mientras que la automatización y los robots realizan tareas asociadas a profesionales que realizan trabajos manuales en fábricas y talleres, de trabajadores de cuello azul, el aprendizaje automático de la inteligencia artificial se "está preparando" para automatizar trabajos digitales de oficina, de trabajadores de cuello blanco.

"La inteligencia artificial agrupa un conjunto diverso de tecnologías con una gran variedad de propósitos que abarcan un conjunto completo de operaciones y capacidades", explican desde Bookings.

Automatización: de las fábricas a las oficinas

Pero en términos generales "la inteligencia artificial implica programar ordenadores para que realicen tareas que, cuando las ejecutan los humanos, se consideran que son tareas que requieren inteligencia para planificar, aprender, razonar, percibir, predecir o actuar."

En este sentido, la creciente capacidad de la inteligencia artificial supone que cada vez más, y todavía más en el futuro, los ordenadores afectarán a un espectro más amplio de trabajadores, incluyendo profesiones especializadas —o que requieren altos niveles de estudio— que hasta ahora se han mantenido "a salvo" de la automatización y de la robotización de la industria, y que abarcan desde el diagnóstico médico por imagen a la redacción de contratos legales, pasando por estrategias de márketing.

"Nadie es inmune a los efectos de la automatización en el entorno laboral," dicen en Axios. Entendiendo como "automatización" cualquier tecnología que incluya robótica, software e inteligencia artificial, o combinaciones de cualquiera o de todas ellas.

Los hombres, más afectados que las mujeres

El estudio sin embargo identifica demografías más propensas a verse afectadas por la inteligencia artificial; por ejemplo, los hombres están más "expuestos" que las mujeres.

"Los hombres, que están sobrerrepresentados tanto en funciones analíticas y técnicas como profesionales (así como en la producción) trabajan en ocupaciones con puntuaciones de exposición a la IA mucho más altas."

Entre ellos se incluyen aquellos quienes realizan tareas técnicas y de ingeniería que, por otra parte, "están mucho mejor preparado para afrontar estos cambios," dicen los investigadores.

"En comparación la fuerte presencia de mujeres en la educación 'interpersonal', en la atención sanitaria y en otros servicios de atención personal" obtienen menores puntuaciones de exposición.

De forma parecida los profesionales y profesiones intermedias están potencialmente menos amenazadas por la automatización, y algo parecido sucede con el extremo superior de trabajadores "de élite", que engloba por ejemplo a los directores ejecutivos.

"Hay muchas tareas altamente calificadas que se verán afectadas por el aprendizaje automático, y eso va a ser muy perturbador", dice Erik Brynjolfsson, director de la Iniciativa para la Economía Digital del MIT en el estudio What jobs are affected by AI? Better-paid, better-educated workers face the most exposure..

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad