La paranoia virtual se mete entre los jóvenes y la salud sexual. Foto: Antranias/Pixabay

La paranoia virtual se mete entre los jóvenes y la salud sexual

stop

Los adolescentes evitan buscar en internet información sobre salud sexual por el temor a "ser vistos" por sus pares o mayores

Barcelona, 02 de mayo de 2019 (13:52 CET)

Otra consecuencia –tal vez inesperada– de la crisis de confianza que generan las plataformas digitales: los adolescentes evitan buscar información sobre salud sexual en internet por temor a "ser vistos", según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Glasgow, en Escocia.

"La responsabilidad no puede estar en los jóvenes para aumentar su alfabetización digital sobre la salud", critican los investigadores al recoger los resultados, lamentando que las redes sociales han prometido mejorar la información sobre sexualidad y que la realidad es que esa sigue siendo una quimera.

"Es necesario examinar críticamente los supuestos sobre la competencia de los jóvenes como nativos digitales para alcanzar el potencial" de la web como medio formativo en asuntos de sexualidad, agrega el informe, que además muestra otros factores que se ponen entre los adolescentes y la salud sexual.

Las barreras digitales entre los jóvenes y la salud sexual

Entrevistando a unos 50 jóvenes de entre 16 y 19 años, los analistas de la Universidad de Glasgow se dieron cuenta del efecto de la paranoia virtual en los jóvenes, según recoge Mirror. Una paranoia que no es gratuita, y que se incrementa con nada nuevo escándalo sobre plataformas como Facebook.

Un ejemplo de este miedo a ser vistos cuando buscan información sobre salud sexual en internet es el temor a darle like a una página de Facebook sobre el asunto, corriendo el riesgo de que amigos y familiares vean ese like, o peor aún, reproducir contenido que pueda ser pornográfico, metiéndoles en problemas.

Los investigadores observaron a estos adolescentes durante sus procesos de búsqueda de información sobre dos escenarios hipotéticos: datos sobre las relaciones sexuales sin protección y la posibilidad de contrar enfermedades de transmisión sexual, o ayudar a una amistad que dice estar lista para perder la virginidad.

Los jóvenes reportaron varias barreras al hacer el ejercicio. La sobreoferta de contenido tras una simple búsqueda en internet es agobiante, dijeron. El poco conocimiento de cuáles web son confiables y cuáles no, también. Y la dificultad de encontrar información local relevante también supuso un problema.

Así las cosas, tanto por la paranoia virtual como por la forma en la que se ha construido internet, los jóvenes y adolescentes evitan usar sus móviles o las redes sociales para buscar información sobre un tema que sigue siendo tabú en la sociedad y que a temprana edad puede colmar de confusión cerebros y corazones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad