Una imagen del robot Moulinex Cuisine.

La Thermomix de Lidl se topa con un nuevo rival: la Moulinex

stop

La Moulinex Cuisine sale al mercado por menos de 400 euros para plantar cara a Lidl y ser el rey de los robots de cocina baratos

Barcelona, 16 de septiembre de 2019 (19:15 CET)

La batalla por erigirse como la Thermomix barata se libra tanto en los supermercados como en las grandes tiendas de electrodomésticos e internet. El famoso robot de cocina francés sentó tendencia en las cocinas españolas, y fueron muchos los que trataron de seguir su estela. Uno de los que más triunfó fue el Monsieur Cuisine de Lidl, pero ahora Moulinex quiere aprovecharse del ‘boom’ plantando cara a ambas marcas.

El robot de cocina Moulinex Cuisine también francés tiene sobre la mesa una agresiva campaña promocional con la que está al mercado por 399 euros. A cambio, el robot dispone de una capacidad de 4,5 litros y la posibilidad de batir, amasar, mezclar, cocinar al vapor y preparar pasta y sopa. Todo para hasta ocho comensales.

El electrodoméstico suma seis programas para la elaboración de salsas, dos para hacer sopas, tres de cocción lenta, dos para cocinar al vapor, tres programas para masas y uno para postres. Además, también dispone de un modo manual para que el usuario pueda realizar sus propias recetas personalizadas.

La Moulinex Cuisine no viene sola. Además del bol de acero, también incluye cinco utensilios capaces de sustituir una docena de miembros clásicos de las cocinas: dos cuchillas multihojas, batidora, mezcladora y vaporera. El paquete que acompaña el robot se cierra con el libro “Un millón de menús”, con 300 recetas repartidas entre 100 entrantes, 100 principales y 100 postres.

Las diferencias con la Monsieur Cuisine de Lidl

Así, en las oficinas alemanas de Lidl ya estudian el argumentario para contrarrestar el auge de Moulinex. Para empezar, el coste de la máquina de Lidl parte desde los 229 euros de las versiones antiguas hasta los 359 euros que vale el último modelo Monsieur Cuisine Connect. Ambas opciones son más económicas que los 500 euros que cuesta la versión básica de la Thermomix habitual.

En cuanto a los modos de cocina, los dos robots tienen cesto para cocer y una vaporera para cocinar al vapor. En cambio, el de Lidl sólo permite amasar, sofreír y hacer de vaporera.

Si de algo presume el Monsieur Cuisine es de su conectividad a través de una pantalla táctil de siete pulgadas. Tras un obligatorio registro, el robot permite acceder a un universo de recetas a través de la conexión Wifi del hogar de los clientes. Una vez en marcha, su uso es sencillo a través de tres grandes botones para manejar el tiempo, la velocidad y la temperatura.

Y a la hora de cocinar, el electrodoméstico ofrece varios trucos que facilitan la tarea empezando con la manera de visualizar las recetas –en modo texto o con imágenes--. Además, ayuda para conocer para cuántas raciones se está cocinando, el tiempo que se va a tardar y los valores energéticos de los platos en marcha.

Hemeroteca

Thermomix
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad