Las hamburgueserías devoran el mercado de las comidas rápidas

stop

La gran mayoría de los locales de comida rápida funcionan como franquicias, y dos cadenas concentran más del 60% del mercado. Las pizzerías son el sector que más está creciendo

El español gasta un promedio de 42€ al año en comida rápida.

Barcelona, 16 de abril de 2016 (15:36 CET)

El mercado de las comidas rápidas mueve 2.845 millones de euros, y sigue en aumento: en el 2015 ha crecido el 3,5%, y el ascenso se debe a la recuperación del consumo familiar, y sobre todo en el apartado de ocio y turismo.

Gran parte de este consumo se concentra en la tradicional venta en comercios, pero el envío a domicilio se sigue abriendo camino, con un incremento del 10%. De pasar al teléfono en un imán de la nevera ahora las operaciones se canalizan cada vez más por Internet.

Las que mandan en el fast food

Las hamburgueserías siguen siendo las reinas del sector, que concentran más de la mitad del mercado. Según el Observatorio Sectorial DBK de la consultora Informa, su facturación ha sido de 1.480 millones de euros, un 2,1% más respecto al año anterior, y seguido de lejos por las casas de bocadillos, con 545 millones de volumen de negocio (con un crecimiento del 4,8%).

Pero la que gana en velocidad y expansión son las pizzerías, que con una facturación de 500 millones, han incrementado su presencia un 6,4%.

La franquicia impera en el negocio

La gran mayoría de los 4.550 locales de comida rápida y a domicilio operan bajo el sistema de franquicias: el 80% se encuentra en este modelo de negocio, donde se pueden encontrar empresas de todo tipo. Por ejemplo, Mc Donald's no otorga licencia si no hay un plan de empresa sólido y una abultada inversión en el proyecto; pero otras franquicias gastronómicas como Lizarrán tiene continuas fricciones con sus asociados, que se ven obligadas a tirar comida o que echan el cierre cuando no dan los números.

Además, es un sector donde las grandes cadenas monopolizan la actividad: entre Mc Donald's y Burguer King aglutinan casi el 63% del mercado, según un estudio de EAE Business School.

Según José Luis Pérez Huertas, director del Centro de Estudios del EAE, el sector seguirá gozando de buena salud: el economista calcula que el gasto en comida rápida crecerá el 50% en los próximos cinco años. Por ahora, cada español paga unos 42,6 euros al año en pizzas, bocadillos y hamburguesas, liderados por los habitantes de Baleares (con un consumo de 98€ al año), Canarias (61 euros) y Madrid (50 euros).

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad