Fotografía: Lime

Lime sabrá si sus patinetes circulan por las aceras (y dará un toque)

stop

La compañía de patinetes compartidos utiliza sensores e inteligencia artificial para detectar cuándo un patinete circula por la acera

29 de enero de 2020 (12:39 CET)

La compañía de patinetes compartidos Lime ha comenzado a probar una nueva tecnología para detectar y reducir la circulación por las aceras de sus patinetes.

La tecnología aplicada consiste en sensores de vibración y un algoritmo de inteligencia artificial propio para discernir si el patinete circula por la acera o por la calzada.

El sistema se basa principalmente en detectar patrones de vibración aprovechando que —en general— las calzadas son llanas y las aceras están pavimentadas con adoquines, lo que resulta en una vibración característica al rodar sobre ellos.

Según Lime su detector de aceras es capaz de discernir con una precisión de hasta el 95% cuando el usuario está circulando por la acera en lugar de por el asfalto.

Qué sucede si Lime detecta que se circula por la acera

En el caso de que el usuario circule por acera durante más de la mitad del trayecto emitirá una notificación de aviso en su móvil. Y en el futuro —dice la compañía— enviará un informe completo que muestre qué partes del trayecto realizó de forma irregular.

lime sidewalk detection
Notificación que recibirán los usuarios de Lime que circulen más de un 50% del trayecto por aceras. Imagen: Lime.

De momento el proyecto piloto de Lime ya se está aplicando en la ciudad de San José (California, EEUU) antes de adaptarse e implementarse en todas las demás ciudades en las que Lime está presente, incluyendo en España.

Lime asegura haber comenzando a desarrollar este sistema desde que peatones y consistorios comenzaron a "expresar su preocupación" por el uso "inadecuado" de sus. "Creemos haber dado con la solución al problema con una tecnología que es efectiva, segura y escalable", explica EV Ellington, responsable de Lime para el norte de California.

Seguridad e infraestructuras para incentivar el uso del paciente (y reducir la circulación de coches)

La compañía quiere, además, que esa información sirva también para "informar a las ciudades sobre sus necesidades de infraestructura"; por ejemplo, zonas especialmente necesitas de carriles bici, por las cuales sí pueden circular los patinetes.

Según un reciente estudio de Lime, más de la mitad de los usuarios (52,2%) creen que el carril bici es la opción que más seguro resulta para ellos.

De este modo —entendiendo mejor cuándo, dónde y por qué, la gente circula por las aceras— se incrementará la seguridad tanto de los peatones como de los usuarios de patinetes eléctricos, sean de Lime o no: "La micromovilidad sólo es útil si los conductores de patinetes y los peatones se sienten seguros."

El mismo estudio reveló que casi un tercio de los trayectos que se realizan con patinetes —el 30%— se hacen como reemplazo al automóvil, y no como reemplazo a caminar, al transporte público o a otras opciones de movilizad, lo que debería estimular el desarrollo de infraestructuras que faciliten el uso de los patinetes eléctricos.

Hemeroteca

Movilidad Smart city
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad