Fotografía: Wing Aviation
stop

La startup Wing, participada por la matriz de Google, Alphabet, ya ofrece en Australia como servicio comercial el reparto de paquetería con drones

Madrid, 10 de abril de 2019 (10:00 CET)

Tras años de ensayo y de más de 3.000 vuelos de prueba, esta semana Wing Aviation, una iniciativa impulsada por Alphabet, la matriz de Google, ha empezado a ofrecer de forma comercial su servicio de reparto de paquetes utilizando drones eléctricos, pequeños aviones teledirigidos o semiautónomos de aspecto y tamaño parecido a los que se puede adquirir en tiendas. Inicialmente Wing presta servicio en barrios de Canberra, Australia.

Según Wing "la entrega con drones es el modo de transporte más seguro, rápido y respetuoso con el medio ambiente, y todo el mundo puede beneficiarse de recibir pequeños artículos en cuestión de minutos, en casa o dondequiera que estén."

Alimentos frescos, café caliente y productos farmacéuticos de libre dispensa son algunos de los productos que han transportado los drones de Wing en sus primeros vuelos comerciales. Los productos se encargan a través de una app móvil que centraliza los productos disponibles, ofrecidos por compañías locales como cafeterías o tiendas de alimentación.

Pedir "café caliente" y recibir "café caliente"

Con un tiempo de entrega que se mide en minutos, los drones de Wing posibilitan el pedido y entrega de "café caliente", que llega como tal a su destino.

Fotografía: Wing Aviation
Fotografía: Wing Aviation

Precisamente la entrega en minutos de productos procedentes de comercios locales es uno de los aspectos más interesante del proyecto Wing, que incorpora al pequeño comercio a la tendencia de compra online y de entrega inmediata.

"Creemos que es importante proporcionar beneficios a las comunidades local, incluyendo reducir la congestión del tráfico y las emisiones contaminantes," explican desde Wing.

La startup, financiada por Google, inició su actividad en 2012 con el propósito inicial de transportar en drones desfibriladores para la atención médica a víctimas de ataques cardíacos, "pero rápidamente aprendimos que la tecnología de los drones todavía requería años de desarrollo y pruebas antes de ser completamente fiable."

Protocolo de entrega para garantizar la serguridad del servicio

El aspecto de la fiabilidad resultó esencial para la certificación de los drones de Wing, un requisito que cualquier autoridad aérea exige para el vuelo de aeronaves sobre núcleos urbanos y población: los drones de Wing deben mantener una altura mínima de 5 metros y no pueden volar dentro de un radio de dos metros alrededor de cualquier persona.

Los destinatarios además no pueden aproximarse al dron para recoger la carga; en cambio el dron deposita el pedido en el suelo, en terreno despejado frente o cerca de la vivienda, y el receptor no puede recoger el paquete hasta que el dron se haya retirado a una distancia segura.

Actualmente el servicio de entregas aéreas mediante drones se presta en algunos barrios del extrarradio, incluyendo Crace, Palmerston y Franklin, pero la compañía anuncia que en las próximas semanas y meses planea ampliar la cobertura del servicio a otros barrios próximos a la capital australiana como Harrison y Gungahlin.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad