Los jugadores de 'esports' tiran la toalla antes de los 30

Los jugadores de 'esports' tiran la toalla antes de los 30

stop

Los gamers que se dedican profesionalmente a los 'esports' se jubilan muy pronto debido a la fatiga física y psicológica que les provoca el trabajo

Barcelona, 09 de febrero de 2019 (20:22 CET)

La industria de los eventos de 'esports' generó ingresos de más de 580 millones de euros en 2017, y se espera que para 2020 sea un segmento de más de 1.300 millones. Pero, ¿a costas de quién? Los jugadores de estos torneos de videojuegos empiezan a acusar una fatiga física, emocional y psicológica que les está llevando al desencanto.

Algunos se están retirando antes de llegar a los 30 años, y otros abandonan a la mitad de los 20. Así lo revela un nuevo documental de CBSN Originals que se sumerge en el mundo de los 'esports' y que pone en evidencia los escollos a los que deben someterse algunos de los gamers más exitosos del mundo, independientemente del juego que jueguen.

Muchos pensarían que dedicarse a los videojuegos es un trabajo de ensueño, pero algunos relatos en el documental apuntan a lo contrario. Algunos de estos jóvenes trabajan hasta 80 horas por semana, entre los entrenamientos, las competiciones y otras labores asociadas a esta profesión del nuevo mundo en el que lo virtual también es real.

Los 'esports' pueden dejar "demacrados" a los jugadores

Indy Halpern, un jugador de 'esports' de alto perfil, dice en el documental que a veces practica hasta ocho horas al día, lo que a menudo le provoca dolor en la espalda baja y en la muñeca. De la misma forma que una lesión puede marcar el final de la carrera de un atleta, una herida puede también expulsar a alguien de la industria de los 'esports'.

A ello se suma la intimidación de los fans y de los directores de sus equipos para conseguir un buen desempeño. Un juego implacable puede dejar "demacrados" a los gamers, comentó el consultor de psicología deportiva Doug Gardner en declaraciones recogidas por Quartz. "Siempre hay una presión sobre los hombros para funcionar", dijo Halpern.

Las redes sociales tampoco mejoran la situación. Se estima que hay 400 millones de espectadores de esports en el mundo, y cada juego es fiscalizado por los fans en sitios como Reddit y Twitter. Si triunfan todo es color rosa, pero si fracasan son objeto de grandes olas de odio y decepción por parte de sus seguidores, haciendo mella en su salud mental.

La jubilación anticipada de los jugadores de 'esports' fue un fenómeno analizado en un estudio de 2014 que concluyó que era normal que se retiraran antes de los 30 años dado que la juventud era un factor determinante para sus habilidades motoras y tiempos de reacción durante las sesiones de juego.

Pero el nuevo paradigma de los 'esports' ha llevado recientemente a los administradores de equipos a contratar profesionales de la salud mental para proteger a sus jugadores, cuyo mal rendimiento puede pasar factura al resto de sus compañeros y ocasionar pérdidas monetarias.

Hemeroteca

Videojuegos Gamers
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad