Los riesgos de ser espiado a través del propio móvil y ordenador

stop

El 24% de los españoles desconoce que puede ser observado a través de su webcam o la cámara de sus dispositivos telefónicos

Videoconferencias en dispositivos de Apple y Windows | ED

28 de septiembre de 2014 (19:28 CET)

¿Es posible que haya alguien al otro lado de nuestro portátil o smartphone espiando cada uno de nuestros movimientos? La respuesta, por muy peliculera que parezca, es que sí. Los espías de última generación se esconden en nuestros dispositivos móviles.

Desde el propio FBI hasta universidades de prestigio como la Johns Hopkins University o compañías de ciberseguridad como Kaspersky Lab han dado la voz de alarma al tiempo que destapan una nueva modalidad de espionaje al más puro estilo 007 a través de los malware de última generación.

La luz de advertencia desactivada

El ex director adjunto de tecnología operacional de los agentes norteamericanos Marcus Thomas reveló en diciembre del año pasado en una entrevista en el Washington Post que el FBI espía a través de las webcams para luchar contra el terrorismo. Del mismo modo, los profesores de la universidad de Boston, Stephen Checkoway y Matthew Brocker, advirtieron que se puede activar la cámara del portátil sin que la luz de advertencia se encienda. Si bien, el estudio se realizó con dispositivos de antes de 2008, aunque los investigadores advirtieron que era posible actuar con técnicas similares en equipos más recientes.

Pero ya no se trata sólo de las webcams. Los smartphones y tablets también están en el punto de mira de los hackers. Aunque parece que es un tema que no inquieta mucho, según el último informe multidispositivo elaborado por Kaspersky Lab.

La compañía revela que el sólo el 37% de los españoles se muestra preocupado por una invasión de su intimidad, mientras que un 24% de los usuarios ni siquiera es consciente de que puede ser espiado a través de la webcam o de su móvil inteligente.

Extorsión en la red

La fórmula para protegerse de este tipo de invasión que puede acabar en extorsión por parte de los hackers, como le sucedió a la mis teen USA 2013 Cassidy Wolf, es tan simple como muestran las películas: cubrir las cámaras mientras no se usen.

El mismo informe de la compañía indica que sólo el 31% de los usuarios lo hacen con la lente de su ordenador ya sea con cinta adhesiva o un simple parche. Una cifra que desciende al 5% en el caso de los smartphones. Además, son los hombres los que están más concienciados con estos casos.

Parches adicionales

Los expertos apremian a que si no quiere que después de una videconferencia con un empleado o con un familiar sigan capturando su día a día, se cubra las espaldas. Para ello también existen antivirus. Un parche adicional con el que tapar esos ojos invisibles que todo lo ven.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad