Phil Schiller en la 'keynote' del pasado 12 de septiembre. Fotografía: Apple.

Más problemas para los iPhone XS: el tiempo de carga estándar es 'eterno'

stop

Phone Arena describe el tiempo de carga de las baterías de los iPhone XS como "casi criminal" usando el cargador estándar y comparado con móviles Android

Madrid, 28 de septiembre de 2018 (11:17 CET)

Las quejas de los usuarios de los nuevos iPhone de Apple no cejan. Además de mencionar problemas con la conectividad y también de expresar su decepción con la duración de la batería, según las pruebas realizadas por el medio especializado Phone Arena el tiempo de carga de los iPhone XS y Mac es exageradamente lento.

Y lo es especialmente en comparación con sus competidores directos con sistema Android y carga rápida 'de serie' (sin necesidad de adquirir un cargador adicional) caso del Galaxy Note 9 o el One Plus 6. En este caso los tiempos de carga, medidos en minutos, llegan a ser la mitad que en los modelos de Apple con el cargador que se incluye en la caja.

Los móviles Android equivalentes se cargan en la mitad de tiempo con el cargador que viene incluido en la caja

"Hemos comprobado que hacen falta la friolera de tres horas y media para cargar por completo la 'batería más grande puesta nunca en un iPhone'" en referencia a la batería del iPhone XS Max. "El XS tampoco da ninguna alegría en ese sentido y necesita un poco más de tres horas," dicen en Phone Arena.

En concreto el iPhone XS probado por Phone Arena tardó 209 minutos en cargarse por completo, y el XS 'a secas' 180 minutos. Por su parte un Galaxy Note 9 se carga en 109 minutos, un Galaxy S9 en 107 y el One Plus 6 en 80 minutos, por mencionar a algunos de sus competidores más evidentes.

La 'solución' pasa por pagar 60 euros más

A diferencia de los modelos Android utilizados en la comparativa, que incorporan 'de serie' el cargador rápido, en el caso de los iPhone es necesario pagar aparte el cargador rápido, que cuesta unos 60 euros. Y aunque hay modelos compatibles de otros fabricantes que son mucho más baratos en el tema de los cargadores es mejor no jugársela, por el riesgo que entraña. Otra opción es utilizar el cargador del iPad, que es más potente que el de iPhone pero también más incómodo de llevar porque es físicamente más grande.

De modo que aunque es posible reducir el tiempo de carga de los nuevos iPhone pagando un extra, tal cual salen de la caja —igual que tal cual salen de la caja los modelos Android con los que se comparan— el tiempo de carga dista mucho de ser el más conveniente para la intensidad de uso que se hace de estos teléfonos

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad