Mercadona se posiciona en el debate de la pizza con piña. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Wikicommons

Mercadona se posiciona en el debate de la pizza con piña

stop

Después de vender durante años la pizza con piña de Hacendado, Mercadona toma una polémica decisión

Economía Digital

Mercadona se posiciona en el debate de la pizza con piña. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Wikicommons

Barcelona, 19 de agosto de 2019 (15:22 CET)

Mercadona tiene algo que decir en el debate de nunca acabar. ¿Pizza con o sin piña? ¿Juntas o separadas? ¿Se puede llamar pizza a algo –cualquier cosa– con piña? ¿Es la hawaiana el mayor sacrilegio de la historia sufrido por la gastronomía italiana? ¿Era más llevadero el mundo antes de que en la década de 1960 un cocinero estadounidense inventara esta convergencia entre fruta, pan, salsa de tomate, jamón y queso?

Las sobremesas y los grupos de amigos (o bien las discusiones virtuales entre totales desconocidos) debatirán siempre sobre la pizza con piña. Es la guerra de nunca acabar. Es lo mismo que hablar de religión o política: un tema tabú. Algunos no lo discuten ni entre familia. Y es que ya no hay vuelta atrás: desde que se inventó el platillo en cuestión la vida ha sido eso. Pero Mercadona ya ha tomado partido.

La cadena de supermercados valenciana, después de ofrecer en todas sus tiendas en España esta controvertida pizza, ha tomado una decisión que sin duda no fue fácil. Tras previsibles intensas jornadas de reuniones y discusiones entre distintas jefaturas, el grupo presidido por Juan Roig ha tomado una decisión y ya está dispuesto a lidiar con las consecuencias, que a su vez ya se han hecho sentir.

Ha llegado el fin de la pizza con piña, o hawaiana, en Mercadona. Lo confirman tanto la web de la empresa como sus redes sociales, que han visto cómo este verano decenas de clientes han lamentado la decisión y han reprochado que uno de sus productos favoritos ya no esté en las neveras de pizzas congeladas de la compañía. Y, por su parte, el sector crítico con esta pizza enseña los dientes.

Mercadona deja de vender la pizza con piña

"Con el corazón roto después de comprobar que Mercadona ha dejado de vender pizza hawaiana", dijo una cliente de la cadena el pasado 17 de agosto, en una publicación en Twitter. "Pero me las he apañado bien", añadió, mostrando una imagen de la pizza "reina" de Hacendado y una lata de piña, y el resultado de unir ambos alimentos en el horno.

Mercadona, fiel a su estilo de responder todos los tuits que le sea posible, agradeció a la cliente su comentario y añadió: "Esperamos que nuestra pizza reina con el truco de añadir piña en conserva te haya consolado un poco el corazón". También le preguntó: "¿Qué diferencias has notado entre tu nueva receta y la pizza hawaiana que teníamos".

Atención al "teníamos" con el que Mercadona concluye su mensaje. El indicativo imperfecto, en clave de pasado, confirma que definitivamente no se podrá comprar pizza con piña en Mercadona hasta nuevo aviso. Una búsqueda en la web de la empresa lleva al mismo lugar: tal parece que la posición del grupo está clara y se alinea con los detractores de la pizza hawaiana, que no son pocos.

La alarma empezó a sonar hace un par de meses para los fans de este alimento no exento de polémica. Varios usuarios llevaron sus lamentos a las redes sociales y un cliente insatisfecho incluso creó una petición en Change.org para reclamar el regreso de la pizza con piña a la sección de congelados de Mercadona. Todavía no ha tenido éxito.

El retiro de la pizza hawaiana sucede en un contexto de gran experimentación en el departamento de pizzas de Mercadona. En los últimos meses, la cadena ha apostado por la pizza vegana (sin ningún rastro de animal en su receta) y también lanzó dos nuevos sabores del platillo. Pero ninguna de esas novedades compensa el impacto emocional de no tener en un mismo producto pizza y piña.

La gama de pizzas de Mercadona

Pese a dejar de vender la preciada por algunos y odiada por otros pizza con piña, Mercadona sigue ofreciendo un gran elenco de este manjar de origen italiano. Con la empresa catalana Casa Tarradellas como principal proveedor, la cadena valenciana comercializa cerca de 50 pizzas entre congeladas y refrigeradas.

La margarita es la más sencilla, solo incluye tomate y queso mozzarella, y se vende por a penas 1,85 euros la unidad de 340 gramos, refrigerada. La de jamón y queso, una de las favoritas de los más pequeños del hogar, se vende por 1,99 la de 410 gramos y 2,99 euros la familiar, de 600 gramos. Su versión sin gluten y sin lactosa está a la venta por 2,99 euros la de 420 gramos.

La gama de sabores de las pizzas Hacendado es amplia. Por lo que se refiere a las refrigeradas, la especialidad de Casa Tarradellas para Mercadona, las ofrece de pollo, atún y bacon, cuatro quesos, barbacoa, mediterránea, carbonara, romana y serrana entre otras.

En el apartado de congeladas, repiten alguna de las clásicas pero también incluye de espinacas, de rúcula y tomate seco y opciones más atrevidas, como mozzarella y pesto, kebab y fajita. Además, Mercadona ofrece varias pizzas congeladas con el borde relleno de queso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad