Ojo con el roaming: consejos para cuidar la tarifa móvil este verano. Foto: Pixabay

Ojo con el roaming: consejos para cuidar la tarifa móvil este verano

stop

Si bien el roaming es gratuito en la UE desde 2017, los clientes deben tener cuidado con la letra pequeña de su tarifa del móvil

Barcelona, 08 de julio de 2019 (21:07 CET)

El 15 de junio pasado se cumplieron dos años desde que las telefónicas españolas dejaron de cobrar el servicio de roaming, tras una normativa comunitaria que obligaba a las telecos a dejar de cobrar los servicios de voz y de datos a clientes que hicieran uso de ello dentro de la Unión Europea (UE), Pero el roaming y otras tarifas pueden dar la sorpresa en la factura del móvil este verano.

Y es que el roaming tiene letra pequeña, pese a su normalización en la UE y en IslandiaLiechtenstein y Noruega. Por ejemplo, la exención de este sobreprecio por navegar o llamar desde el extranjero solo aplica previo contrato con una operadora; es decir, no es válido en forma prepago. También se exige hacer un "uso razonable y no abusivo" del consumo, y a partir del cuarto mes de uso puede haber problemas para el cliente.

Si estas vacaciones de verano el plan pasa por salir de las fronteras de la UE, habrá que poner todavía más atención. La normativa solo aplica para los países europeos, por lo que en cualquier otro continente tener activados los datos móviles comportará cobros exagerados, como suele ser el caso con el roaming. El consejo más inmediato es desactivar los datos y el roaming antes de salir del viejo continente.

Ya en el extranjero, si no se contrata una tarifa móvil local, lo recomendable es solo conectarse al wifi en el hotel o en un restaurante. De esta forma los consumidores pueden asegurarse de que, al regresar a casa, no les esperará una factura de cientos de euros por navegar libremente durante sus vacaciones. Hay operadoras que ofrecen cobertura en el extranjero con un coste adicional, y otras lo hacen de forma gratuita, como Yoigo.

Las operadoras también permiten poner un límite a la cantidad de datos que se utilizan por medio del roaming, de forma que el consumidor puede viajar tranquilamente sabiendo que la empresa con la que contrató su tarifa móvil no hará un sobrecargo en la próxima factura.

El efecto de la normativa del roaming en la UE

La normativa europea de roaming ha sido en demasía provechosa para los usuarios. El precio medio de los servicios de voz y de datos en roaming en España descendió un 95,4%, según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El precio de las llamadas desde países comunitarios bajó de los 85 céntimos por minuto en 2007 a 3,9 céntimos en el primer trimestre de 2018.

El coste de los datos también es menor ahora, precisamente un 98,1% menos en los últimos cuatro años en España. De este modo, el precio por GB consumido bajó desde los 200 euros en el segundo trimestre de 2014 a los 4,1 euros en el primer trimestre de 2018, según datos recogidos por la agencia de comunicación 3AW Europe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad