stop

Softwear fabrica robots que pueden producir 800.000 camisetas al día y a un costo de 28 céntimos cada una. El mayor proveedor de Adidas los utilizará en el 2018

Juan Pedro Chuet-Missé

Los robotws de Softwear pueden fabricar camisetas, jeans o toallas en minutos y a un precio ínfimo. / Foto: Softwear.

Barcelona, 12 de agosto de 2017 (11:55 CET)

Si hay robots para fabricar coches, preparar hamburguesas e incluso para atender a los huéspedes de un hotel, ¿por qué no había para producir prendas de vestir? La respuesta más lógica era que este trabajo requiere ciertas precisiones en el cortar y coser que sólo se podía hacer con ojos y manos humanas. Hasta ahora.

Softwear es una empresa tecnológica norteamericana que, con bombos y platillos, anunció un acuerdo con Tianyuan Garments, el principal fabricante de camisetas para Adidas. La textil china compró una serie de robots a Softwear para montar 21 líneas de producción y fabricar una camiseta cada 22 segundos. Y a un precio de coste que roza el ridículo: 33 céntimos de dólar (0,28 euros). Si ya el coste de la mano de obra en China, India o Bangladesh es ínfimo, con esta tecnología cae por los suelos.

Los robots de Softwear pueden producir 24 millones de camisetas al mes

Los robots de Softwear, llamados Sewbots, cuenta con un sistema de brazos mecánicos, agujas y cámaras que pueden cortar y coser la tela en cuatro minutos. Sus creadores aseguran que tienen un nivel de precisión mayor al ojo humano, y dado que es un movimiento mecánico, todas las prendas quedarán exactamente iguales.

A un ritmo de trabajo que no conoce de días festivos ni descansos para el bocadillo, Tianyuan Garments calcula que puede producir 800.000 camisetas por día. O sea, 24 millones por mes. ¿Realmente Adidas podría vender semejante producción? El tiempo lo dirá, pero la empresa de las tres tiras corre el riesgo de que sus productos, tan baratos, se conviertan en un artículo de poco prestigio y su marca pierda lustre.

Los robots se fabrican en Little Rock, Arkansas, y la compra de la textil china por 20 millones de dólares de los robots permitirá la creación de 400 puestos de trabajo en la ciudad norteamericana. Lo que no se conoce todavía es cuántos empleos puede destruir esta tecnología en los talleres de confección chinos. Es más: las máquinas quedarán en Arkansas, ninguna se trasladará a China.

Softwear no sólo fabrica robots para producir camisetas: sus artilugios también pueden confeccionar almohadas, colchones, jeans, toallas, bolsos, zapatos y hasta alfombras para el baño.

Si la iniciativa de Tianyuan Garments triunfa en el mercado, quién sabe qué otros artículos textiles se ofrecerán a un tercio del coste de un café.

Hemeroteca

Inditex (IBEX: ITX)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad