Samsung renuncia definitivamente al Galaxy Note 7

stop

La compañía surcoreana prepara un plan para compensar a los clientes afectados por la crisis de un modelo que ya no volverá a salir de las fábricas

Un Samsung Galaxy Note 7 tras arder.

Barcelona, 11 de octubre de 2016 (12:20 CET)

La multinacional surcoreana Samsung dejará de fabricar y de vender el Galaxy Note 7, después de que se reprodujeran los problemas y continuaran detectando unidades que se incendiaban.

Este martes se ha filtrado que Samsung no tiene la solución y que renuncia definitivamente a este modelo, que se empezó a vender hace menos de dos meses en el que era su gran lanzamiento del año.

Modelo estrella

El fabricante asiático lanzó el dispositivo el 19 de agosto, agotando la producción. Pero los problemas empezaron pronto y a inicios de septiembre comenzaron a aparecer casos de incendios espontáneos del dispositivo. Samsung repuso los modelos y, supuestamente, arregló el problema, pero unos días más tarde se reprodujeron más casos.

Ante ese problema, la compañía los retiró del mercado, dejó de producirlos y pidió a los clientes que no los usaran y los apagaran. Esa decisión le costó este martes una caída del 8% en la bolsa surcoreana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad