Fotografía: Seat
stop

Un grupo de estudiantes convierte un Seat 600 original de gasolina en un vehículo totalmente eléctrico

Madrid, 12 de julio de 2019 (13:01 CET)

El Seat 600 eléctrico no está en los planes de micromovilidad eléctrica de Seat, pero existe gracias al trabajo de un grupo de estudiantes del colegio colegio San Patricio de Madrid.

En el proyecto de convertir un 600 clásico con motor de gasolina en un coche eléctrico ha participado una docena de estudiantes de Tecnología Industrial.

En total la conversión ha necesitado de 150 horas de trabajo, y la fabricación de diez piezas específicamente diseñadas y fabricadas por los jóvenes.

Un Seat 600 con pantalla táctil y techo solar... fotovoltaico

Además de la electrificación este 600 eléctrico "Generación Z" ha incorporado tecnologías del siglo XXI como una pantalla táctil y el encendido automático de luces, que además ahora son led.

Este 600 eléctrico incluye además un panel solar fotovoltaica en el techo, que convierte la energía del sol en electricidad para recargar (aunque sea en una mínima parte) las baterías del coche.

Fotografía: Seat
Fotografía: Seat

El gran misterio para los estudiantes no tuvo nada que ver con los aspectos técnicos y tecnológicos de convertir un coche de gasolina en un coche eléctrico. En cambio las gran incógnita para ellos era cómo era posible que pudiera viajar ahí dentro toda una familia.

A pesar de algún que otro tropiezo inicial ("cuando teníamos que entregar el coche empezó a echar humo", confiesan los estudiantes) el proyecto ha saludo bien: el coche funciona y los abuelos de los estudiantes han recibido con sorpresa el regreso de un coche de su época con la última tecnología en un proyecto que pone de manifiesto las posibilidades de la economía circular "gracias la reutilización, la reparación y el reciclaje de piezas y materiales," dicen los estudiantes.

Fotografía: Seat
​Fotografía: Seat

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad