'Si no me quieres, me muero'

stop

Joan Pla: el empresario que será escritor

19 de mayo de 2012 (20:37 CET)

Joan Pla podría ser Luís, el protagonista de su primera novela. Ambos, sin proponérselo, ponen patas arriba el paradigma cultural que, intoxicado por otras esferas, está marcado por las dudas sobre nuestro modelo social, valores, la improvisación y el frenetismo que lo mueve. También por el consumo fácil: un programa de televisión, un libro.

Con el tiempo, con el discurrir de la civilización y de la economía de mercado el dogma griego que limitaba la reflexión a las clases acomodadas evolucionó. La sociedad avanzó a modo de que sus transeúntes pudieran dedicar tiempo al conocimiento sin temor al final de mes.

Pero la crisis ha acentuado los dramas personales y hoy, como en Grecia (la clásica), el pensamiento parece arrinconado. ¿Dónde están las ágoras de antaño para decidir, con el máximo consenso posible hacia adónde avanzar? ¿Dónde nos podemos desahogar intelectualmente? ¿En Internet? Puede.

Pla, como Luís es un hombre que prefiere pensar a creer, lo demuestra cada día en sus quehaceres como alto directivo de la empresa automovilística que ayuda a gestionar. Pocos sectores dan alegrías y el de los coches, puede que tampoco. El día a día, probablemente, colmó la capacidad para absorber las propias inquietudes; así que escribió.

Y precisamente de sus reflexiones sobre el papel de las instituciones, los intereses económicos y sobre las prebendas contemporáneas surgieron primero las galeradas de Si no me quieres, me muero y después la decisión de autoeditar el resultado, tras varias negociaciones infructuosas por el anquilosamiento editorial. A Pla, como a Luís, también le va la acción. Son guerrilleros.

La ópera prima del autor catalán no es más que, o tanto como el diálogo entre Luís y los lectores de su blog. El debate en la red es el hilo conductor de esta especie de thriller prosaico. Cada entrada y cada comentario están recogidos en estas páginas, que ya alcanzan la segunda edición.

Más que la solvencia de la fraseología de Pla, reminiscente de Houellebecq, la virtud del proyecto es la habilidad con la que logra involucrarnos y empujarnos a visitar el blog de Luís para interactuar con él, o con Pla. No estamos seguros de si es un libro 2.0, pero es un muy buen punto de partida, un proyecto editorial moderno y, particularmente, un punto de fuga para el empresario escritor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad