Los tapones para dormir de Bose cuestan unos 200 euros. Fotografía: Bose

Estos tapones para dormir enmascaran los ruidos nocturnos emitiendo sonidos

stop

Los diez sonidos programados en los tapones están diseñados para relajar al usuario y mejorar el sueño

Madrid, 27 de junio de 2018 (09:55 CET)

A pesar de lo que pueda parecer a simple vista —y a pesar de su precio, de unos 200 euros al cambio—, los Bose Noise-masking Sleepbuds no son auriculares sino tampones para los oídos. La compañía garantiza noches sin ruidos y un mejor descanso.

Su eficacia para aislar al usuario de los ruidos se basa en dos principios: en el bloqueo pasivo del ruido gracias al uso de una silicona densa pero muy fina, para ajustarse al tamaño y forma del oído, y en el bloqueo activo del ruido emitiendo una selección de sonidos diseñados para cancelar diferentes tipos de ruido ambiente.

No son auriculares, son tapones para dormir

A diferencia de los auriculares con función de cancelación de ruido —que incorporan un micrófono que capta el ruido ambiente y lo anula emitiendo ondas de sonido opuestas por el altavoz— estos de Bose carecen de esta función debido a que la función de cancelación de ruido no puede anular sonidos como las frecuencias de voz o los ronquidos.

Tapones para los oídos de Bose. Fotografía: Bose

Al no incorporar micrófono ni tener capacidad para reproducir audio o música (los Bose Noise-masking Sleepbuds no reproducen música) estos tapones resultan más pequeños y ligeros que otros auriculares de la compañía. La sencillez de su función —o no tanto teniendo en cuenta que son tapones para dormir, que tradicionalmente son dispositivos pasivos— también permite una mayor duración de las baterías, que alcanza las 16 horas.

Sonidos específicamente diseñados para relajar

Para enmascarar el ruido ambiente estos tapones para los oídos incluyen diez sonidos predeterminados que se seleccionan desde el teléfono móvil a través de una app propia de Bose y que incluyen, entre otros, el sonido de las olas, el viento en las hojas o el crepitar de un fuego. Algunos de los sonidos están diseñados para inducir un estado de relax, según Bose. El usuario no puede incorporar más sonidos de los diez que se incluyen en los propios tapones.

Como función adicional los tapones para dormir de Bose funcionan también como despertador ‘sin sobresaltos’ que sólo escuchará la persona que lleva puestos los tapones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad