Un Tesla (i) adelanta a un Aston Martin (d). |
stop

Tras años de promesas sin cumplir, Tesla elimina de su web la posibilidad de adquirir un coche autónomo

Barcelona, 21 de octubre de 2018 (18:19 CET)

En 2015, Elon Musk aseguró que los coches eléctricos de Tesla también serían completamente autónomos en 2017. Un año después, el fundador y consejero delegado de la empresa dijo que todos los automóviles que fabricara desde ese momento tendrían el hardware necesario para manejar por su cuenta. Desde entonces, todos los coches en la web de Tesla tenían la opción de autonomía por unos cuantos miles de dólares adicionales.

No obstante, desde el sábado no hay mención alguna a los coches autónomos en el sitio web de Tesla. Las promesas de Musk no se cumplieron en estos años, y el empresario ya ha admitido que hará falta más trabajo para lograr la autonomía en los coches. Eso, sin contar que varios de sus automóviles semi-autónomos han estado involucrados en accidentes fatales, un duro golpe a la reputación de Tesla.

Consultado al respecto en Twitter, Musk comentó que el cambio en la web se debe a que la opción de "full self-driving" (como la promociona Tesla) estaba causando "mucha confusión" y que por el momento solo estará disponible durante una semana más en el "menú secreto" de la página. Tesla no volverá a promocionar la opción hasta que se sienta preparada para incluirla realmente en sus coches.

El coche autónomo, el lunar de Tesla

Los problemas de Tesla con la autonomía son ya históricos. Recientemente, Musk admitió que el fabricante se verá obligado a actualizar el hardware de los coches que ya ha vendido, pues necesitan un nuevo chip de inteligencia artificial para andar por su cuenta. Además, la previsión de que la autonomía total en los Tesla llegaría en 2017 ya lleva, al menos, un año de retraso... y contando.

Una de las polémicas al respecto es el uso de la palabra "autopilot" (piloto automático), que para los consumidores significaba autonomía pero para el fabricante significaba semi-autonomía, en alusión a que los conductores no pueden perder el control del vehículo incluso con el piloto automático encendido. Esta es también la defensa de Tesla cuando uno de sus coches choca en modo semi-autónomo.

El Gobierno alemán obligó a la empresa a dejar de usar el término "autopilot" en 2016, al considerar que era engañoso. Y esta semana, una asociación de gobiernos y agencias de tránsito de Europa publicó un informe en el que criticó la publicidad de Tesla porque "confude a los consumidores sobre las capacidades verdaderas del sistema de piloto automático".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad