Mark Zuckerberg, fundador y dueño de Facebook. EFE/ED/archivo
stop

El fundador de Facebook dedica entre 50 y 60 horas semanales a su trabajo, y se esfuerza para que los usuarios pasen menos tiempo en su red social

Barcelona, 04 de febrero de 2018 (18:02 CET)

Hace unos años, Mark Zuckerberg admitió que lo primero que hace en la mañana cuando se despierta, a las 08.00 horas, es revisar desde su móvil las aplicaciones de Facebook, Messenger y Whatsapp, de las que es dueño. Hoy, el fundador y consejero delegado de la red social más popular del mundo intenta cumplir el objetivo que se puso para 2018: que el tiempo que los usuarios usen en cualquiera de sus plataformas sea "tiempo bien invertido".

Zuckerberg ha dicho que trabaja entre 50 y 60 horas semanales, pero que dedica gran parte de su tiempo libre a pensar en formas de mejorar "la comunicación" de la humanidad. Al menos tres días a la semana se ejercita; algunas veces lo hace con su perro Beast, con el que suele salir a correr. Para el desayuno come lo primero que tenga al alcance o que se le antoje en el momento, pues considera que no es bueno perder mucho tiempo tomando decisiones tan elementales.

Al igual que Steve Jobs, el ideal de aprovechar el tiempo de la mejor forma posible lo llevó a reducir su guardarropas a unas cuantas t-shirts de color gris, algunos jeans y varios pares de zapatillas (Jobs solía vestirse siempre con jersey negro y jeans). En 2014, Zuckerberg manifestó que prefiere liberarse de cualquier decisión que no tenga nada que ver con intentar "servir mejor a la comunidad".

Zuckerberg es, al final de cuentas, un devoto de la tecnología, por lo que no tiene problema en utilizar los avances de la robótica y la inteligencia artificial para hacer sus días más llevaderos en casa o en el trabajo de la mano de un asistente de punta. También utiliza ayuda humana, pues al menos una docena de sus empleados en Facebook le ayudan a manejar sus propias cuentas en las redes sociales (sus labores incluyen filtrar comentarios ofensivos y redactar y planificar las publicaciones de sus perfiles públicos).

Mark Zuckerberg quiere que los usuarios pasen menos tiempo en Facebook

El fundador de Facebook ha dicho que se lee dos libros al mes, o al menos se obliga a intentarlo. También dedica parte de su tiempo a aprender a hablar chino, quizá con miras a uno de los mercados fundamentales de su plataforma. Y a pesar de que, como muchos otros usuarios de su imperio, revisa sus aplicaciones de Facebook constantemente durante el día, Zuckerberg pretende reducir no sólo su propio consumo de contenido en las redes sociales, sino el de todos los demás.

Entre los propósitos que ha trazado Facebook para 2018, además de mejorar la calidad del tiempo que las personas dedican a navegar en Facebook, está uno todavía más radical: reducir el tiempo que los usuarios usan en la red social en general. La empresa pretende de esta forma hacerle frente a las críticas que la gran mayoría de tecnológicas recibieron durante 2018, cuando quedó en evidencia que compañías como Facebook emplean tácticas para jugar con las emociones de los usuarios y conseguir que utilicen sus productos cada vez más.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad