Otro hito de Fortnite: casi 90 millones de mujeres gamers. Foto: Bago Games/CC by 2.0 (dominio público)

Un niño de 10 años arruina a su madre jugando a Fortnite

stop

Aumentan los casos de niños y adolescentes adictos al popular videojuego, mientras los padres suenan la alarma ante el regreso a clases

Economía Digital

Otro hito de Fortnite: casi 90 millones de mujeres gamers. Foto: Bago Games/CC by 2.0 (dominio público)

Barcelona, 02 de septiembre de 2018 (19:49 CET)

Solo en las últimas 24 horas han trascendido al menos dos casos problemáticos de niños y adolescentes adictos a Fortnite que intranquilizan a sus familias y a las autoridades, mientras las madres y los padres de familia buscan la manera de limitar el uso del videojuego de cara al regreso a las clases.

El domingo, una madre galesa denunció que su hijo de 10 años la dejó en la ruina después de gastar más de 1.000 libras (unos 1.115 euros) en Fortnite, vaciando por completo su cuenta bancaria sin saber que se trataba de "dinero real". El juego, al igual que todas las apps, permite comprar productos virtuales con solo vincular una tarjeta.

La madre, Cleo Duckett, de 46 años, lamentó que su hijo usara su dinero sin su consentimiento, pues no será hasta la próxima semana cuando reciba su nómina. "Soy una madre soltera y ahora debo sobrevivir cinco días sin dinero", comentó a Mirror. "Esto me da miedo".

Duckett exigió a los creadores de Fortnite (la firma estadounidense Epic Games) aclarar a los padres de familia que hay un riesgo de que sus hijos gasten dinero mientras juegan. "Mi hijo no entendía lo que estaba haciendo porque sólo tiene 10 años", defendió.

El popular videojuego tiene un límite de edad de 12 años en adelante. "El banco se rehusa a ayudarme porque dice que mi hijo es mi responsabilidad y que yo soy responsable por sus acciones", agregó Duckett.

Fortnite: Violencia doméstica en Australia

El caso del niño de 10 años que llegó a decenas de titulares en el Reino Unido sucedió pocas horas después de que la madre de un adolescente de 14 años denunciara que su hijo le propinó un cabezazo por confiscar el Playstation 4 con el que jugaba Fortnite.

Las agresiones tomaron lugar en Sídney, Australia, después de que la madre, Britta Hodge, tomara medidas para atacar la adicción de su hijo a los videojuegos, que lo mantienen frente a la pantalla toda la noche y dentro de su cuarto salvo cuando necesita comer o ir al baño.

"No es tan sencillo como desconectar el cable y decir 'vaya, no tienes internet', porque las repercusiones son de enojo y agresión. Hemos tenido que llamar a la policía porque me ha dado un cabezazo que me provocó conmoción cerebral", relató Hodge en una entrevista con 60 Minutes.

La OMS incluye la adicción a los videojuegos como un trastorno de salud mental

"Una adicción es una adicción. No importa si son drogas, sexo o videojuegos online. Es un asunto crónico. Hemos ido a médicos que nos dicen que nunca han visto un caso tan crónico como este", agregó. La Organización Mundial de la Salud incluye la adicción a los videojuegos en su lista de trastornos de salud mental.

Pero los problemas de las familias con Fortnite no son exclusivamente sobre la adicción. Decenas de grupos de ayuda conformados por padres de familia preocupados por el tiempo que sus hijos dedican a jugar Fortnite se están formando en países como EEUU y el Reino Unido.

"Estoy un preocupada de que cuando empiece la escuela Fornite se convierta en una distracción", dijo una madre estadounidense a CNBC.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad