La pantalla flexible de Samsung puede poner el fin a las pantallas rotas. Fotografía: Samsung

Una pantalla flexible “indestructible” para los móviles del futuro

stop

En plena espera de los primeros móviles con pantallas plegables Samsung muestra el primer panel OLED flexible y que califica como ‘irrompible’

Madrid, 26 de julio de 2018 (19:40 CET)

El móvil del futuro tendrá una pantalla flexible que se puede doblar y no se romperá. Esto es lo que intenta Samsung, que ha mostrando esta semana una pantalla con panel flexible OLED a la que califica como “indestructible”. Un paso más para que los móviles puedan doblarse y cnvertirse en un híbrido entre una tablet y smartphone.

El panel lo ha desarrollado Samsung Display, la poderosa división de la empresa surcoreana que fabrica pantallas para Apple o Huawei. Pese a que las pantallas flexibles se han podido ver en las principales ferias tecnológicas desde hace casi una década hasta ahora siempre se han expuesto en marcos rígidos transparentes debido a su fragilidad.

Las pantallas flexibles se han podido ver en ferias tecnológicas desde hace casi una década, pero siempre en marcos rígidos

En este nuevo panel Samsung agrega una capa de plástico transparente que emula las propiedades protectoras del cristal.

La certificación de indestructible llega de la mano de los laboratorios UL, que ha realizado pruebas de durabilidad al más puro estilo militar. El panel se ha tirado 26 veces consecutivas en diferentes ángulos desde una altura de 1,2 metros sin que sufra daños. En mismas condiciones el cristal de las pantallas actuales se haría añicos.

El panel también ha tenido que sufrir temperaturas extremas: desde los -32° hasta los 71° sin problemas.

El uso evidente para este tipo de pantallas está en los móviles, aunque también se podrá usar otros dispositivos electrónicos como videoconsolas portátiles, frontales de automóviles, dispositivos militares y tablets.

En busca del híbrido entre móvil y tablet que además es ‘indestructible’

Hay rumores que indican que este tipo de pantallas flexibles se dirigen al futuro Galaxy X, un equipo conceptual en forma de pequeña tablet que se convierte en smartphone. Para llegar a este dispositivo Samsung todavía tiene que lidiar con problemas como que las baterías sean flexibles o que las pantallas, aunque se puedan doblar, puedan plegarse completamente sin deformaciones o destrucción de la imagen.

La pantalla flexible de Samsung puede poner el fin a las pantallas rotas

Es un concepto que lleva casi una década en desarrollo y hay empresas que llevan tiempo desarrollando un modelo que pueda llegar a los consumidores.

Un ejemplo que lleva años mostrándose como caso práctico es el proyecto Andromeda de Microsoft. Un equipo que se convierte en tablet cuando está abierto, pero que al cerrarse se convierte en un móvil.

Fotografía: Samsung

Huawei podría adelantarse al anuncio de Samsung según el medio japonés Nikkei. En este caso la empresa china buscaría el título de primera empresa del mundo en lanzar un móvil con pantalla que puede doblarse.

Para el modelo de Huawei el panel estaría fabricado por BOE, otro de los grandes fabricantes de pantallas. El dispositivo sería muy limitado y de él se producirían no más de 20.000 y 30.000 unidades debida a su complejidad y coste de producción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad