Imagen: Microsoft

Ya está disponible el nuevo navegador web Microsoft Edge

stop

El nuevo navegador de Microsoft está basado en el mismo motor que el navegador Chrome de Google. Ya se puede descargar para Windows, macOS, Android y iOS

Madrid, 15 de enero de 2020 (19:59 CET)

Desde hoy ya se puede descargar el nuevo navegador web Edge de Microsoft. Al estar basado en el desarrollo de código abierto Chromium, desarrollado por Google, Microsoft Edge es compatible con las extensiones de Chrome.

Edge basado en Chromium soporta además perfiles de usuario y en general ofrece un rendimiento similar al del navegador web de Google, además de compartir con este algunos de los mecanismos para el control de la privacidad del usuario.

Otros navegadores que utilizan el motor Chromium son Vivaldi y Opera.

De manera particular, Microsoft Edge basado en Chromium se instala con SmartScreen (Microsoft Defender) activado para proteger al usuario contra sitios web maliciosos (malware) o de suplantación de identidad (phishing) y la descarga de archivos potencialmente peligrosos.

Cómo descargar e instalar Microsoft Edge

Para los usuarios de Windows 10 (ediciones Home y Pro) la instalación del nuevo Edge llegará en forma de actualización, sin posibilidad de conservar el navegador anterior. Los usuarios corporativos tiene la opción de bloquear esta actualización.

Aquellos usuarios de Windows 10 que deseen descargar ya el nuevo navegador pueden hacerlo "manualmente" a través del sitio web Microsoft Edge.

Desde esa misma página se puede descargar también la versión para Windows 7 y Windows 8, además de para macOS (ordenadores de Apple) y la versión móviles para smartphones Android y iOS (iPhone y iPad.)

Las versiones móviles para Android, iPhone y iPad se instalan directamente desde las respectivas Play Store y App Store.

Ventajas del nuevo Microsoft Edge para el usuario

Anunciada inicialmente en 2017 —y previsto inicialmente para 2019— la decisión de Microsoft de utilizar Chromium de Google para su navegador web la desaparición de facto de un competidor del navegador Chrome, pero en cambio beneficia al usuario con actualizaciones de seguridad periódicas y una mayor compatibilidad al acceder a la web.

Dado que Chrome cuenta, según Statcounter, con el 63,22% de cuota —contra el 2,3% que tenía el anterior navegador Edge— la mayoría de los desarrolladores ponían el foco en hacer que sus sitios web funcionaran y fueran compatibles con el de Google y no tanto con el de Microsoft. Ahora, ya no hay diferencia entre acceder con uno u otro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad