Twitter baja la persiana de Vine 

La compañía de microblogging anuncia que dejará de actualizar su aplicación de vídeos cortos, golpeada por el éxito de Snapchat e Instagram 

Punto y final para Vine. La aplicación de vídeos cortos que Twitter compró en 2013 se irá apagando poco a poco y se dejará de actualizar próximamente. Según el anuncio oficial hecho público este jueves, la aplicación seguirá estando disponible en la versión web y se podrá descargar en dispositivos iOS y Android. Pero ambas dejarán de recibir actualizaciones.

La compañía no ha aclarado si en el futuro se podrán seguir subiendo vídeos o si Twitter cerrará definitivamente este servicio.

Con el éxito de Snapchat o los servicios de vídeo de Instagram, Vine ha ido perdiendo fuelle en los últimos años. Tras su lanzamiento, sin embargo, Vine se convirtió en una aplicación muy popular entre humoristas o gente joven. Su incapacidad para diversificar el servicio y el auge de la competencia fue mermando su uso entre el público masivo.