Vox aclarará la prohibición de las quemas agrícolas tras las críticas de AVA y La Unió

AVA dice que dejar los restos de poda secándose seis meses convierte el campo en un polvorín y la Unió incide en que cada localidad tiene circunstancias distintas

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La consellera de Justicia, Elisa Núñez, se ha comprometido a emitir una nota aclaratoria lo más rápido posible sobre la prohibición de las quemas agrícolas. Las consellerías de Vox de Justicia y Agricultura impulsaron ayer la prohibición de la quema de restos agrícola hasta el 15 de octubre, lo que afecta a la casi totalidad del periodo de poda de los naranjos.

AVA y La Unió han protestado enérgicamente esta mañana por la medida y Vox ha anunciado su rectificación en la rueda de prensa celebrada tras la reunión del Consell. El origen de esta prohibición está en el incendio de Tárbena, que ya ha arrasado 697 hectáreas provocando 182 desalojos.

Elisa Núñez se ha escudado en que el Botànic en 2023 prohibió hasta en cuatro ocasiones las quemas agrícolas y que es una decisión que se puede modificar. «Es una resolución flexible y permite autorizar puntualmente las quemas por razones fitosanitarias o por motivos de urgencia siempre y cuando estén motivados», ha aseverado la consellera de Justicia.

Cristóbal Aguado, presidente de AVA, ha dicho: “Dejar los restos de poda secándose durante seis meses es un polvorín y esta medida, tal como está redactada, puede resultar peor que la enfermedad al generar más incendios en el medio rural de los que se quieren prevenir”

La Unió de Llauradors, dirigida por Carles Peris, ha instado a la Generalitat a «emitir una nota aclaratoria sobre la situación de las quemas agrícolas acerca de las distancias, excepcionalidades o cómo deben pedir de forma ágil y rápida los agricultores una solicitud de motivo debidamente justificado».

Cuestionado por Economía Digital a la consellera de Justicia por las peticiones de las organizaciones agrícolas, la respuesta ha sido que se emitirá una nota aclaratoria. No ha habido compromiso en el tiempo mientras han remarcado desde el Consell que se está redactando «en estos momentos».

Desde AVA han indicado: «El aspecto de la resolución que más malestar y confusión ocasiona en las filas del sector agrario es que la prohibición de quemas no diferencia entre los campos que están a menos de 500 metros de masa forestal de los otros, donde lógicamente no existe el mismo riesgo de incendio. Tampoco introduce medidas preventivas o correctoras (como la obligación de contar con el permiso del ayuntamiento, disponer de un tanque de agua, etc.) que permita quemas particulares con la máxima seguridad posible».

Carles Peris, secretario general de La Unió ha incidido en que «el período de autorización de las quemas agrícolas y márgenes se adapte a la realidad agrícola de cada año y zona según las necesidades de las diversas localidades y sobre todo a las circunstancias meteorológicas”. Se debería establecer un sistema para que en función de lo que dice el nivel de preemergencia de la Generalitat se pudiera quemar allá donde el riesgo de incendio sea de nivel bajo/medio, puesto que incluso se puede consultar a nivel de cada municipio.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta

Ahora en portada
Caixabank se pone de lado de los hoteles en su lucha contra AirBNB