El precio para exportar desde el Puerto de Valencia sube un 300% en dos años

La Autoridad Portuaria de Valencia destaca que el conflicto entre Argelia y España ha retraído los flujos de comercio y ha creado un bloqueo portuario

msc gulsun 3

MSC Gulsun en Puerto Valencia

Exportar desde el puerto de Valencia cuesta ahora un 300% más que hace dos años. Tal y como refleja el VCFI, índice creado por la Autoridad Portuaria de Valencia para reflejar la evolución de las tarifas del mercado de exportación de contenedores llenos por vía marítima desde Valenciaport, se ha pasado de un nivel de 1.234,31 puntos en julio de 2020 a 4.866,15 en julio de este año.

La subida en dos años alcanza el 294%. El índice se empezó a calcular en enero de 2018 y se mantuvo estable hasta octubre de 2019, cuando sólo había acumulado una subida del 4,21%. Con la irrupción del coranavirus empezó la escalada que tuvo un tímido descenso de cuatro puntos el pasado mes de junio aunque en julio se ha vuelto a marcar un máximo histórico en el índice.

Los factores externos al comercio están impactando notablemente en la actividad portuaria. Las inundaciones que han sufrido en el puerto de Durban han provocado que el índice VCFI aumente un 9,87% en África Costa Oriental. Otras zonas donde se han incrementado el índice y, por tanto, el precio para exportar contenedores llenos, ha sido Centroamérica y Caribe y Estados Unidos y Canadá.

El embotellamiento mundial se traslada a Estados Unidos

Respecto a Norteamérica destacan las protestas de los trabajadores de los camiones, los ferrocarriles y los puertos, que están presionando por sus respectivas causas creando una mayor congestión portuaria. De hecho, según los datos analizados por el puerto de Valencia, el 39% del embotellamiento mundial se produce en los puertos norteamericanos.

La cuota de embotellamiento del norte de Asia se redujo del 24% al 20%, por lo que se consolida la tendencia descendente de descongestión de los puertos asiáticos. La Autoridad Portuaria de Valencia indica que “sin llegar a alcanzar todavía los niveles medios previos a la pandemia”, la congestión portuaria mundial se va reduciendo.

De hecho, los temores que había de pérdida de tráfico en el Puerto de Valencia por que la reapertura masiva del tráfico marítimo desde Asia hacia Europa impidiera a las terminales en Valencia asumir todo el tráfico se han disipado. Los problemas puntuales ocurridos hace dos semanas se han superado mientras diversas fuentes portuarias confirman a Economía Digital que no hay previsto pérdida de tráfico a corto plazo por desvío de barcos.

El puerto de Valencia espera que se vuelva a la normalidad en el tráfico con China por el cese de las políticas 0-COVID

En este mercado, sin entrar a valorar todavía el efecto que puede tener la actual situación en Taiwán, desde el Puerto de Valencia se muestra optimismo: “Se sigue destacando una disminución en los flujos de exportación de Valenciaport con China, su principal socio comercial, aunque se espera que la situación se revierta en las próximas semanas, dada la vuelta a la normalidad de los puertos chinos tras el cese de las políticas 0-COVID, así como las bajadas en los fletes en las grandes rutas en las que se encuentra encajado este subíndice”.

También hay optimismo frente a la crisis diplomática creada por el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, con las decisiones tomadas en el norte de África. Desde el puerto de Valencia se apunta: “Al igual que el mes anterior, destaca el efecto de la decisión que tomó el Gobierno de Argelia el pasado 9 de junio de suspender el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación suscrito con España hace dos décadas, dando pie a una retracción en los flujos de comercio con dicho país, así como a un bloqueo portuario generalizado”.

Desde la Autoridad Portuaria se matiza: “No obstante, cabe mencionar el hecho de que, recientemente, el pasado 29 de julio las autoridades de Argelia han decido dar marcha atrás y restablecer la situación, por lo que se espera que de cara a la próxima lectura del VCFI pueda haber cambios”.