Ford anuncia despidos en Valencia y Saarlouis

El presidente de Ford Europa cambia de estrategia por la guerra en Ucrania, asegura que adjudicación de modelos no llegará hasta final de junio y abre la puerta a que la planta perdedora no cierre si reciben ayudas públicas

Ford presenta Ford Adapta

Fábrica Ford en Almussafes. EFE/ Biel Aliño

El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, ha anunciado un cambio de estrategia en Europa tras “el entorno geopolítico y la guerra de Ucrania” que consiste en que habrá despidos tanto en la planta de Almussafes como en la de Saarlouis. Además, ha abierto la puerta a que no cierre ninguna de las dos factorías. Esta comunicación llega después de que desde el gobierno regional de Saarland se pidiera a Ford que frenara la lucha entre España y Alemania por la adjudicación de nuevos modelos.

“Es previsible que tanto Saarlouis como Valencia deban someterse a un redimensionamiento de su estructura actual. Los detalles exactos no estarán disponibles hasta que hayamos seleccionado la planta preferida”, ha asegurado Rowley.

El máximo responsable de la multinacional en Europa incorpora una modificación importante en el discurso de Ford. “Y muy importante, esto tampoco es una decisión de cierre de una planta. De hecho, estamos buscando activamente futuras oportunidades para la planta que no sea seleccionada. Este tendrá que ser un esfuerzo que incluya múltiples partes, incluidos gobiernos locales y nacionales”, apunta. En España, Ford plantea acudir a las ayudas del PERTE enfocadas a la fabricación de vehículos eléctricos y conectados.

“Independientemente de la planta que se seleccione en última instancia, es importante recordar que aún no se trata de una decisión de inversión de producto. Después de la selección de la planta, tendremos mucho trabajo por hacer para asegurar el producto para Europa”, ha dicho el presidente de Ford Europa.

Tras asegurar que “estamos siendo testigos de la mayor transformación vista en nuestra industria en más 100 años”, el presidente de Ford Europa ha alertado de la llegada de “competidores nuevos y fuertes que emergen” y de que los fabricantes tradicionales se han tenido que reinventar ya que “Europa se convierte en la primera región del mundo en exigir el fin de los vehículos con motores de combustión”.

Rowley advierte que “para cumplir y ejecutar nuestro plan debemos continuar optimizando nuestras operaciones en Europa”. Asegura que esta estrategia incluye “la importante decisión que debemos tomar para seleccionar una planta para la producción de la nueva generación de vehículos eléctricos de Ford Europa”. Por tanto, sólo una factoría (Almussafes o Saarlouis) montará coches eléctricos mientras la planta perdedora podría dedicarse a otro tipo de operaciones.

Tras recordar que el proceso de selección se inició en enero, Rowley vuelve a poner fechas: “Las consultas con los equipos de las plantas y los sindicatos continuarán hasta junio. Estamos apuntando a finales de junio para seleccionar una planta preferida”.

Avatar