Ford tuvo pérdidas de 695 millones de euros en Europa durante 2020

Ford Almussafes cierra hoy su primera semana en ERTE de 2021, sin producción de vehículos

c401a8a2d5736335348a3b5ceea6e63b175fad0aw

Ford es una de las fábricas más importantes de coches a nivel nacional. La planta situada en Almussafes (Valencia) cierra hoy su primera semana en ERTE de 2021, sin producción de vehículos. Estos últimos años la marca automovilística ha pasado por una de sus etapas más duras, agravada por la pandemia. En 2019 se produjo un ERE que afectó a 400 trabajadores, y el pasado ejercicio se aplicó un ERTE a alrededor de 3.000 empleados.

La compañía norteamericana, también ha presentado este viernes los resultados de 2020, en el que registró unas perdidas netas de 1.279 millones de dólares (1.066 millones de euros), mientras que en el ejercicio anterior ganó 47 millones de dólares (39 millones de euros).

Gran parte de estas pérdidas se han producido en Europa, concretamente 695 millones de euros. Sin embargo, la compañía ha señalado que en el último trimestre del año sí que se obtuvieron beneficios, cerca de 345 millones de euros, su mejor dato en más de cuatro años.

Ford ha justificado que el coronavirus ha afectado «negativamente» a los datos, y que puede empeorar la situación por la falta de materiales como semiconductores. También ha pronosticado que este año esperan lograr un un beneficio operativo de entre 8.000 y 9.000 millones de dólares (entre 6.675 y 7.510 millones de euros).

Coches eléctricos

El sector automovilístico está experimentando una de sus cambios más importantes en su historia, los coches eléctricos. La oferta de este tipo de vehículos está aumentando exponencialmente. Por ello, Ford ha anunciado que invertirá 22.000 millones de dólares (18.360 millones de euros) en el desarrollo de vehículos electrificados hasta 2025, «casi el doble de lo que la empresa había comprometido anteriormente».

Otra de las tendencias de este mercado son los coches autónomos, en los que los norteamericanos también tienen planeado destinar 7.000 millones de dólares (5.842 millones de euros). La intención es transformar todo el catálogo de la marca para adaptarse a la demanda de la sociedad.