Las azulejeras superan los niveles prepandemia: facturan un 26% más y alcanzan los 4.850 millones

El presidente de la patronal pide “un mayor horizonte temporal y un acompañamiento por parte de las administraciones” para cumplir los objetivos de descarbonización

Tienda de azulejos.

Las azulejeras cerraron 2021 superando niveles prepandemia, recuperándose así de un 2020 atípico y marcado por la crisis del Covid-19. El sector facturó un total de 4.855 millones de euros, un 26% más que el año anterior. Del total de la facturación, 3.655 millones se destinaron a los mercados de exportación, que registraron un incremento del 24,6%.

Así lo expusieron este jueves el presidente de ASCER, Vicente Nomdedeu Luesma, y el secretario general, Alberto Echavarría, durante la asamblea general ordinaria de la asociación.

El sector celebra esta asamblea en una coyuntura en la que el alza del precio del gas y otros costes como electricidad, CO2, materias primas, están amenazando la competitividad de la industria. Según el informe interno desarrollado por Ascer, en 2021 la factura sectorial de energía se incrementó un 126% y la previsión para 2022 es del doble.

Signos de ralentización

El presidente de la asociación ha alertado que «la demanda está comenzando a registrar evidentes signos de ralentización«, añadiendo que «si el año pasado trasladábamos que estábamos que estábamos ante una crisis de costes y no de demanda, vemos como peligrosamente cambian las tornas y los mercados«.

Las azulejeras han sufrido un incremento de sus costes energéticos de 579 millones de euros

Por su parte, el secretario general de Ascer ha manifestado el compromiso de la industria en alcanzar los objetivos de descarbonización del sector, marcado por Europa; sin embargo, ha sostenido que el sector cerámico español «no puede acometer las grandes inversiones necesarias par ala transformación de nuestros procesos sin el apoyo y la complicidad de nuestros gobernantes«.

Asamblea general ordinaria Ascer. Imagen: Ascer.

En este sentido, ha asegurado que el sector no podrá embarcarse en la transición energética si no hay un «marco claro establecido» y si «nos vemos penalizados día a día con crecientes impuestos y trabas derivadas de las erráticas políticas industriales«.

Aumento salarial

Sobre la negociación del convenio colectivo, el presidente ha señalado que las posturas están en estos momentos muy alejadas, siendo el principal escollo la pretensión sindical de aumentos salariales ligados al IPC. «Nuestra voluntad es lograr un acuerdo satisfactorio para ambas partes y que aporte estabilidad en este importante capítulo de gasto en nuestras empresas”, ha subrayado.

Los costes energéticos rozan los 600 millones

Una reciente encuesta realizada por la asociación, refleja que las azulejeras, que en su mayoría se ubican en la provincia de Castellón, han sufrido un incremento de sus costes energéticos de 579 millones de euros, lo que supone que uno de cada cinco euros de los costes empresariales sea en gas y electricidad. 

Planta Porcelanosa.

Y es que, el precio del gas, que es la parte más importante del gasto para mantener los hornos donde se cuece la cerámica, se incrementó un 91% por lo que el gasto pasó de 280 millones de euros en 2020 a 678 en 2021, lo que supone un incremento del 142%. La electricidad, por su parte, experimentó una subida del 94% hasta alcanzar los 261 millones de euros.

En cuanto a esto, Echavarría, ha pedido “soluciones” al gobierno nacional y regional. «El sector cerámico no puede soportar esta situación de incertidumbre en costes energéticos y materias primas y se pone a disposición del Gobierno de España y del de la Comunitat Valenciana para explorar todas las soluciones necesarias que permitan dar un contexto cierto y razonable a todos los consumidores gas intensivos”, ha asegurado.

Avatar