Maroto garantiza ayudas a la planta de Almussafes pese al portazo de Ford al Perte

La ministra de Industria espera la reapertura de las plantas de cogeneración, como la cerrada por Pamesa, pero Ximo Puig le contesta: "La cerámica necesita más"

Noche Economia Valenciana

Joan Ribó, Enric Morera, Ximo Puig, Reyes Maroto, José Vicente Morata y José Luis Bonet, en la Noche de la Economía Valenciana

La ministra de Industria, Reyes Maroto, garantizó ayer el apoyo del Gobierno de España a los planes futuros de electrificación de Ford en España. En un discurso plagado de optimismo, la ministra consideró que la aplicación del tope del gas a las plantas de cogeneración permite la reapertura de las empresas que han parado. De hecho, dijo que espera que así sea.

“El Gobierno de España se compromete a apoyar a Ford en las inversiones presentes y futuras en España”, sentenció Maroto tras asegurar que el PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado, al que Ford renunció como desveló en exclusiva Economía Digital, es un elemento crítico para el avance de la industria automovilística en España.

Tras recordar que estamos con la resolución del PERTE todavía con caracter provisional, Maroto destacó que ya se conocen importantes inversiones como la de la gigafactoría de Volkswagen en Sagunto. Tras ello, respecto al portazo de la multinacional americana a las subvenciones con fondos europeos, se limitó a decir que “Ford decidió retirarse” para luego reafirmar que la apuesta de la multinacional por la fábrica valenciana es «firme y clara». La consigna es ni ápice de crítica ni autocrítica cuando los micrófonos están abiertos.

Maroto se refirió a Ford en el contexto de la Noche de la Economía Valenciana, una gala de premios organizada por la Cámara de Comercio de Valencia en el Palacio de Congresos de Valencia que reunió a centenares de empresarios valencianos. La ministra reconoció el problema de la inflación y la subida de los costes energéticos y sacó pecho de la aplicación del mecanismo ibérico.

“Hemos reducido los precios de la electricidad”, apuntó. “Se ha ahorrado 2.300 millones en la factura eléctrica”, añadió. Y pasó a incidir que el Gobierno de España ha implementado ayudas a «empresas gasintensivas, como las del clúster de las azulejeras, o la aplicación del mecanismo ibérico a las plantas de cogeneración». Tras poner en valor “la medida tomada por Pedro Sánchez”, Maroto aseguró que espera que este anuncio “permita reabrir las plantas”.

Azuliber, filial de Pamesa que decretó el cierre total temporal de su planta de cogeneración, continúa sin trabajar. De hecho, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig cerró el acto huyendo del optimismo desbocado. La medida de topar el gas para la cogenaración «es un alivio para el sector aunque no es decisivo». «La cerámica necesita más», sentenció Puig en un discurso más precavido que el de sus antecesores en el uso de la palabra.

Optimismo en la ministra, el alcalde y la Cámara frente a la preocupación de la Generalitat

Maroto empezó diciendo en Valencia que las empresas valencianas son las más competitivas de España. Se refirió a datos del Airef y de la patronal autonómica valenciana CEV para confirmar que el crecimiento de la Comunidad Valenciana es superior a la media española y destacó que el empleo supera los registros de 2008 y la tasa de paro está por debajo de los datos alcanzados tras la quiebra de Lehman Brothers. Alabó también al turismo, que ya ha recuperado los registros prepandemia.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), también destacó la recuperación del empleo en la ciudad mientras anunció ayudas «para las empresas y para garantizar la red de servicios sociales». José Vicente Morata, presidente de Cámara de Comercio de Valencia, lamentó el «incremento brutal de los precios energéticos, que son inasumibles» pero también recorrió la senda del optimismo. «Hay 8.300 empresas valencianas que exportan regularmente, son 200 más que el año pasado», apuntó. «Ford y Volkswagen van a ser una gran impulso para otras inversiones», añadió.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, serenó la escalada de datos positivos. «Hace una semanas, José Vicente Morata descartó la recesión. Sin embargo, todos somos conscientes de que hay graves motivos de preocupación y expectativas de recesión que espero que no se cumplan», afirmó.

Se congratuló de que la industria valenciana de la automoción tiene dos «noticias enormes» e incidió en la importancia de la continuidad de Ford en Almussafes «mientras vemos lo que está ocurriendo en el Sarre con el desmantelamiento de la factoría» alemana.

En el apartado de datos positivos, que también lo tuvo Puig, se focalizó en que Volkswagen Sagunto va a ser «la nueva mirada del automóvil en Europa» ya que va a generar «más empleo y más inversión», en que estamos en «un gran año para el turismo» y que «hemos cambiado las reglas con Sudáfrica con el tratamiento en frío y vamos a vigilar su cumplimiento».

Noche de la Economia Valenciana 1
Autoridades, premiados y empresarios, en la Noche de la Economía Valenciana

La anécdota de la noche lo protagonizó Francisco Roca Monzó, que recibió el premio a su trayectoria empresarial y que, mientras todo el auditorio le ovacionaba, se metió la mano en la chaqueta, se acercó a la oreja de la ministra, y le entregó una tarjeta. “Ya ha hecho negocio”, dijo la presentadora del acto, provocando las risas de los empresarios. El histórico empresario es uno de los más veteranos y admirados en el entorno portuario.

El resto de premiados fueron Agrofresh Fruit Protection (premio a la Innovación en la empresa), Laboratorios Babé (premio impulso a la internacionalización), Emac Complementos (premio a la excelencia del modelo de gestión empresarial), Productos Velarte (premio a la empresa socialmente comprometida) y Factor Ingeniería y Decoletaje (premio a la transformación digital).

larraz