Viaje alemán a Detroit para quedarse con los eléctricos de Ford Almussafes

Ximo Puig ha pedido permanecer cerca de las negociaciones y se muestra confiado de que la fábrica de Almussafes se hará con el proyecto de los vehículos eléctricos

35 ecoboostalmussafes

Trabajadores de la planta valenciana de Ford en Almussafes. Foto de Archivo.

El gobierno alemán se reunirá el próximo miércoles a las 17:00 horas en la sede mundial de Ford en Deaborn para defender la fábrica de Saarlouis y adjudicarse los vehículos eléctricos que están previstos para Almussafes. La primera ministra de la región de Saarland, Anke Rehlinger y el ministro de Economía, Jürgen Barke, ambos del SPD, tienen prevista una reunión con el CEO de Ford, Jim Farley, y con el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, tal y como ha informado el periódico alemán Bild.  

Fuentes del entorno de la negociación aseguran que desde la presidencia de la Generalitat se ha comunicado la voluntad de estar cerca de la negociación. En las celebraciones del pasado 1 de mayo, Ximo Puig se mostró confiado con el comité de empresa de Ford respecto al futuro de la fábrica de Almussafes.   

Dos días después, el 3 de mayo, el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, anunció que tanto Saarlouis como Almussafes sufrirían despidos. “Es previsible que tanto Saarlouis como Valencia deban someterse a un redimensionamiento de su estructura actual”, afirmó Rowley, para después añadir: “Esto tampoco es una decisión de cierre de una planta. De hecho, estamos buscando activamente futuras oportunidades para la planta que no sea seleccionada. Este tendrá que ser un esfuerzo que incluya múltiples partes, incluidos gobiernos locales y nacionales”.  

La respuesta de la primera ministra de la región de Saarland, equivalente al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, llegó esa misma tarde. Anke Rehlinger se ofreció a negociar con Ford: “Escribí una carta a Ford y me ofrecí a volar a Estados Unidos en cualquier momento para continuar las conversaciones”.  

La política alemana asegura que “Saarland siempre ha apoyado a Ford, Ford también debe apoyar a Saarland” y esta declaración llega justo cuando el fabricante americano está analizando las ayudas públicas que puede recibir cada factoría. El proceso de selección de plantas de Ford para adjudicar la nueva plataforma de coches eléctricos a Valencia o a Saarlouis se cerró oficialmente el 26 de enero. Entonces, ambos comités de empresa presentaron su propuesta para optar a los nuevos modelos detallando sus medidas de flexibilidad laboral, las ventajas logísticas y las ayudas europeas así como todos aquellos factores que pudieran decantar la balanza.  

Desde entonces, casi cuatro meses después, los sindicatos alemanes y españoles se han estado reuniendo de manera telemática una o varias sesiones a la semana con varios viajes a Alemania para analizar documentación de manera presencial. El próximo encuentro cara a cara será a finales de este mes o principios de junio mientras los días 21 y 22 de junio están marcados en el calendario para la reunión del comité de empresa europeo.   

Valencia es más fiable que Saarlouis 

Según fuentes próximas a la negociación, la oferta española de ayudas públicas es más consistente. La mayor fiabilidad de la propuesta valenciana consiste en que el histórico de ayudas solicitadas y obtenidas guarda proporcionalidad con la propuesta presentada este año. Por el contrario, el volumen de ayudas obtenidas por las fábricas de Colonia y Saarlouis es muy bajo frente a las previsiones que para esta pugna entre factorías han presentado los alemanes.  

El problema adicional al que se enfrenta Saarlouis es que, a nivel de producto actual, también la planta española está mejor posicionada que la alemana. El SUV Kuga, especialmente en su versión híbrida, es un éxito de ventas mientras el Focus continúa perdiendo cuota de mercado lo cual le otorga también a Valencia una mayor consistencia hasta que lleguen los nuevos modelos dentro de cuatro años.  

Recientemente, la prensa alemana se hizo eco de la remodelación del Focus, único modelo que monta actualmente Saarlouis. Aseguran que ya no tendrá un gran futuro en el nuevo mundo de Ford ya que las versiones eléctricas están disponibles para el Kuga pero no para este compacto que “tendrá que competir con los motores combustión durante los últimos cuatro años de su vida útil hasta que sea eliminado en 2026”.

Avatar