El juez impone a Aynat 65 millones de euros de fianza mientras investiga la desintegración de Gedesco

El magistrado amplía la investigación hacia un presunto vaciamiento patrimonial de las filiales del grupo, "canalizándolo hacia un entramado paralelo de sociedades con el que poder operar el negocio sustraído"

El exconsejero delegado de Gedesco, Antonio Aynat

El exconsejero delegado y exadministrador único de Gedesco, Antonio Aynat. Foto: Gedesco.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia ha impuesto una fianza de 65 millones de euros a los directivos cesados cautelarmente de la dirección de Gedesco, compañía financiera que llegó a tener un valor estimado cercano a los 1.000 millones.

El magistrado impone esta fianza millonaria a los fundadores de la compañía, el consejero delegado y administrador único, Antonio Aynat, su socio, Javier García Escrivá, otro de los miembros del consejo de administración, José Luis Vilafranca, así como de los antiguos representantes del fondo en la financiera, Miguel Rueda y Ole Groth, contra quienes también se querelló el fondo de inversión norteamericano máximo accionista de la empresa, JZ International (JZI).

Los gestores designados por el fondo de inversión JZ International (JZI) tomaron oficialmente el control de Gedesco, la que era quinta empresa por facturación de la Comunitat Valenciana, este mes de enero tras la destitución del consejo de administración por orden del titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia.

Sin embargo, en vez de encontrarse con una compañía que en 2022 pretendía salir a bolsa con un valor de 1.000 millones de euros, se han encontraron una cáscara vacía, un holding con la sede desmontada, los trabajadores en paradero desconocido y hasta una web corporativa que ha dejado de existir.

Ahora, el titular del Juzgado de Instrucción número 18, quien también dirigió la investigación del ‘caso Taula’, sobre la financiación irregular del PP de Valencia, toma nuevas medidas en un auto fechado el 4 de marzo al que ha tenido acceso Economía Digital.

En este procedimiento, el magistrado investiga hechos presuntamente constitutivos de los delitos continuados de administración desleal, de apropiación indebida, de revelación de secreto de empresa, de falsedad contable, de impedimento del ejercicio de los derechos societarios, de imposición de acuerdos lesivos y de falsedad en documento mercantil por los que imputa a todos los querellados. Además, investiga delitos continuados de estafa, que en este caso circunscribe a Miguel Rueda y Ole Groth.

Vaciamiento patrimonial de las filiales del grupo Gedesco

A raíz de este auto, el juez amplía la investigación hacia un presunto vaciamiento patrimonial de las filiales del grupo Gedesco, «canalizándolo hacia un entramado paralelo de sociedades con el que poder operar el negocio sustraído, lo que vendría a constituir el ilícito de administración desleal».

También investiga el magistrado el incumplimiento de las medidas cautelares acordadas por este Juzgado, el cierre y desmantelamiento de oficinas del grupo Gedesco y la desconexión telefónica y digital con imposibilidad de acceso por parte de clientes, tal y como contó este diario. También investiga la apropiación de activos mobiliarios mediante el empleo de testaferros y un nuevo entramado societario creado exclusivamente para dicho fin.

Por estos hechos y la «deducible colaboración» con los querellados y, de modo especial, con Antonio Aynat, el juez imputa también a otras seis personas y las cita a declarar junto a los ya investigados previamente.

Estos nuevos hechos investigados en el procedimiento son «en principio indicativos de una posible distracción y desvío de la actividad de negocio que se venía realizando por Gedesco. Su valor indiciario se refuerza al aparecer como idóneos en la determinación de un desvío de activos y de negocio del grupo Gedesco en el que antes convivían los intereses de los socios ahora enfrentados, susceptibles de producir el quebranto económico de la entidad querellante -el fondo JZI- como socia mayoritaria de dicho grupo empresarial», apunta el auto.

Asimismo, se investiga el haber dispuesto de las participaciones sociales de Gedesco Services, Gedesco Factoring y de Pagaralia, así como procedieron a la modificación de sus estatutos sociales de dicha entidad, hechos que pudieran ser igualmente constitutivos de delito, según el juez.

En cuanto a la fianza millonaria que impone a Aynat y los otros tres directivos, el juez explica: «En el presente caso, ya ha habido ocasión de apreciar que los hechos objeto de querella, que se sustentan en un amplio bagaje documental, y en actuaciones procesales ya significativas en la pieza de medidas en orden a valorar la posible significación indiciaria de los hechos, y su naturaleza idónea para generar el aparente desvío de activos del grupo Gedesco, susceptible por ello de producir un quebranto económico de magnitud considerable en el patrimonio de la entidad querellante, en tanto que socia mayoritaria del grupo».

Por todo ello, el juez instructor de esta causa ordena abrir una pieza separada para investigar estos nuevos hechos, cita a declarar a los investigados originalmente y a los nuevos imputados y fija para los cinco directivos destituidos cautelarmente de Gedesco una fianza de 65 millones de euros.

Comenta el artículo
Fernando Arufe

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta

Ahora en portada
Caixabank se pone de lado de los hoteles en su lucha contra AirBNB