La fábrica de Ford en Almussafes parará la producción el 9 y 10 de mayo

La decisión ha sido tomada por la comisión de seguimiento del ERTE después de la reunión que han mantenido la dirección y los sindicatos de la planta de vehículos

Ford presenta Ford Adapta

Fábrica Ford en Almussafes. EFE/ Biel Aliño

Con el objetivo de llevar a cabo un nuevo reajuste del calendario previsto del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), la factoría de Ford situada en el municipio valenciano de Almussafes efectuará un paro en la producción de la planta de vehículos los próximos 9 y 10 de mayo.

La decisión ha sido tomada por la comisión de seguimiento del ERTE, que comprende la dirección y los sindicatos, después de la reunión que han mantenido ambas partes. Así pues, el paro en la planta de vehículos establecido inicialmente para este viernes, 6 de mayo, tendrá lugar el martes, 10 de mayo, y se suma, a la que ya estaba prevista para el lunes, 9 de mayo.

Si bien, las fechas fijadas por el acuerdo inicial del ERTE establecía dos viernes y lunes de mayo de parada en operaciones de vehículos y la semana del 16 al 20 en la planta de motores, las tensiones en la cadena de suministros de componentes, todo ello agravado por la guerra en Ucrania, han comportado este reajuste en el calendario previsto.

Sin embargo, conviene tener en cuenta que aún quedará junio para aplicar las jornadas de no producción del ERTE del segundo trimestre, inicialmente de quince días de aplicación y vigente hasta el 30 de junio, con cuatro días de parada en vehículos y otros cuatro en motores, según se acordó a finales de marzo.

La fábrica ya llevó a cabo un parón en su actividad entre el 13 de abril y el 25 de abril. A pesar de que fuentes sindicales aseguraron que el motivo detrás de la parada eran problemas técnicos relacionados con un pequeño incendio en la planta de pinturas, fuentes de la dirección de la factoría apuntaron a problemas en la cadena de suministro.

De hecho, la planta de vehículos ya había planteado a finales de marzo a los sindicatos la necesidad de aplicar un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por la escasez de componentes y microchips, con una duración de 15 días y que se llevaría a cabo en las plantas de vehículos y motores durante el segundo trimestre del año.

Y en esos momentos, la planta de Ford ya tenía vigente un ERTE en operación de vehículos, que la dirección había pactado con UGT, para las plantas de vehículos y departamentos auxiliares con una duración de 15 días laborales y que afectaba a 4.764 trabajadores.