Tres de cada cuatro empresas valencianas no saben cómo acceder a los fondos Next Generation

Cámara de Comercio valora las ayudas europeas como "una gran noticia" pero pide que se concreten ya

8012859603001

Cerca de un 75% de las empresas de la Comunitat Valenciana no sabe cómo acceder a los fondos Next Generation EU, solo un 33,5% dice conocerlos y se sitúan en un 25,2% las que piensan solicitarlos, una intención que aumenta a mayor tamaño de las empresas.

Así se revela en el ‘Estudio sobre el clima empresarial en la Comunitat Valenciana’ encargado por Cámara de Comercio de España a Sigmados, y que incluye datos regionalizados por comunidades.

La percepción de los Next Generation en la Comunidad Valenciana es ligeramente peor que en el conjunto del país, donde un 40,4% de las empresas dice conocer estos fondos, un 27% sabe cómo acceder a ellos y casi un 30% piensa solicitarlos.

Los fondos Next Generation son poco conocidos en la Comunidad

El informe ha sido presentado este lunes en un acto que ha contado de forma presencial con el presidente de Cámara Valencia, José Vicente Morata, y de forma online con el presidente de Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, con la directora general de Sigmados, Rosa Díaz, y el coordinador del estudio, César González.

Según este estudio, el 57,1% de las empresas valencianas cree que estos fondos beneficiarán en mayor medida a las empresas más grandes y un 72,2% cree que deben acompañarse de una «profunda agenda de reformas», que según ha apuntado Bonet, pasarían miran hacia la reforma educativa, en la que la nueva ley de FP supone una «esperanza» y hacia la reforma laboral que se está discutiendo en la Mesa de Diálogo Social.

A la luz de estos datos, el presidente de la Cámara de Comercio de España cree que ha hay mucha «confusión» y «lentitud» en torno a los Next Generation por lo que insta a aumentar los esfuerzos en información y sensibilización.

El presidente de Cámara Valencia, José Vicente Morata, ha instado a «clarificar» estas ayudas que valora como «la mejor decisión» de Europa para ayudar a modernizar la economía pero que cree que «se ha vendido demasiadas veces sin que haya nada concreto, sin ninguna convocatoria» y eso «genera incertidumbre y pesimismo en las pymes», que constituyen la mayoría del tejido empresarial.