Caballero presenta más de 1.500 avales para la secretaría general provincial del PSPV de València

La secretaria general del PSPV-PSOE de la provincia de València ha presentado 1.517 avales para el proceso de reelección en primarias. Según Caballero, este número "demuestra que hay partido en la provincia".

Creatividad sobre los datos obtenidos por Mercedes Caballero de la cuenta de Twitter @mercaballero2

Mercedes Caballero ha presentado 1.517 avales para el proceso de reelección en primarias autonómicas del PSPV. En un comunicado, la secretaria general ha señalado: «No somos equipo de exhibir grandes figuras o cargos institucionales. No somos los favoritos del aparato. Las caras de nuestro equipo son las de nuestras bases.»

«Solo estamos en la primera parte del partido y tenemos más ilusión y tenacidad si cabe para continuar trabajando por un proyecto integrador y cercano en el que todas las voces importan y que nunca deja atrás a la militancia de base» ha reafirmado.

Teniendo en cuenta la línea que seguirá, la dirigente socialista ha puesto en valor la «fuerza» del PSPV-PSOE de la provincia de València, pero ha matizado que no solo se concentra en los cargos institucionales «Los 240 alcaldes y portavoces socialistas son un capital fundamental del partido, pero nuestra militancia aún lo es más y en sus manos está decidir sobre el futuro de nuestra organización», ha apuntado.

Caballero apuesta por mantener la línea

Bajo esta línea, la aspirante a la reelección ha señalado que su candidatura «Més que Paraules» se sustenta en la «horizontalidad democrática», donde «ninguna opinión está por encima de otra» ha explicado. Asimismo ha asegurado que su voluntad es «desterrar los esquemas tradicionales del partido, como ya ocurrió con Pedro Sánchez, donde los barones imponen las decisiones a tomar».

Mercedes Caballero ha subrayado que en 2017 «llegó el momento en el que la militancia logró vencer a las viejas maneras de entender este partido muy alejadas de las bases.»

Caballero decía que ‘fue en ese momento cuando los y las militantes recuperaron su fuerza y decidieron que era momento de reconstruir el PSOE con un proyecto en el que cada voto es decisivo, en el que cada militante de cualquier rincón de España tiene la misma capacidad de decisión que un alcalde o secretario comarcal. Ese fue el momento de mayor grandeza de nuestra democracia interna que no solo supuso un cambio para el PSOE, sino que se transformó en un cambio para España».