Catalá reclama al Consell flexibilizar la hora de cierre de la hostelería

Maria José Catalá ha criticado que los bares y restaurantes tengan que cerrar mientras en el transporte público hay aglomeraciones por "no reforzar las frecuencias"

4610134

Ha instado a Ximo Puig a Joan Ribó a tener «más sensibilidad con un sector fundamental para la economía de la ciudad». Fuente fotografía: EFE.

La hostelería de la Comunitat Valenciana lleva desde el 1 de marzo con la actividad restringida hasta las 18.00 horas, después de hacer estado cerca de dos meses con las persianas cerradas. Pese a que los datos de la Covid-19 son muy distintos a los de enero, desde el Consell se ha optado por una postura de «prudencia».

Sin embargo, desde la oposición se ha presionado para que la Generalitat flexibilice esta postura. Este jueves ha sido la portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, quien ha propuesto que se amplíe el horario de apertura del sector de la hostelería hasta al menos las 20.00 horas para equipararlo con el horario comercial vigente.

A través de un comunicado, Catalá ha señalado que es «el momento de que se atienda las demandas de la hostelería, que es uno de los sectores que más sacrificios está haciendo en esta pandemia».

Catalá (PPCV): «Ampliar el horario supondría para ellos un pequeño respiro y les daría margen para incrementar su actividad económica».

Dejarles abrir «al menos» hasta las 20.00 horas «supondría para ellos un pequeño respiro y les daría margen para incrementar su actividad económica«.

Catalá ha instado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y al alcalde de Valencia, Joan Ribó, a tener «más sensibilidad con un sector fundamental para la economía de la ciudad», como lo demuestra el hecho de que de los 66.700 parados que hay hoy en Valencia, 50.539 pertenecen al sector servicios, lo que supone un 75%.

El transporte público

Además, ha calificado de «contrasentido» que mientras los bares y restaurantes están cerrados el Gobierno central, la Generalitat y el Ayuntamiento «permitan las aglomeraciones en Cercanías, MetroValencia y EMT, al no reforzar las frecuencias».

Ha aludido a una encuesta realizada recientemente por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en la que se reflejaba que el 67% de los encuestados percibían un «mayor riesgo» de contagio por coronavirus es el transporte público.

Por ello ha reprochado al ministro de Movilidad, José Luís Ábalos, al ‘president’ de la Generalitat y al alcalde de Valencia»que no refuercen las frecuencias de paso de los ferrocarriles de Cercanías, EMT y Metro».

«Estamos viendo a diario imágenes de estaciones, buses y trenes repletos de gente sin posibilidad de mantener las distancias de seguridad«, ha continuado.