El Consell pagará 8 millones a Caixabank para que instale cajeros en zonas poco pobladas

De esta forma, la Generalitat busca incentivar y fomentar la prestación de servicios bancarios básicos a través de la instalación, mantenimiento, y puesta en funcionamiento de cajeros automáticos

40452a39c134ba8860f8093ef6a3741fa16c1189

Desde 2008 han desaparecido el 20% de los cajeros. Foto: EFE.

Este viernes, el pleno del Consell ha aprobado la inversión de 7,8 millones para instalar cajeros. El responsable será Caixabank, que instalará 135 cajeros entre 2022 y 2025. El objetivo es eliminar de la exclusión financiera de núcleos de población de la Comunitat Valenciana.

Por año se van a destinar 14.500 euros por año y cajero instalado, lo que supone un importe máximo de 1.957.500 euros por ejercicio completo. En marzo de 2021, la Generalitat convocó las subvenciones mediante una resolución. Una subvención dirigida a incentivar y fomentar la prestación de servicios bancarios básicos a través de la instalación, mantenimiento, y puesta en funcionamiento de cajeros automáticos en determinados municipios.

Así se ha seguido un proceso en régimen de concurrencia competitiva, y la comisión de valoración ha procedido a la evaluación de las solicitudes presentadas y ha formulado propuesta de concesión a favor de Caixabank.

1,3 millones de españoles no tiene acceso a dinero en efectivo

En total, se calcula que alrededor de 1,3 millones de españoles no tiene acceso a dinero en efectivo. El pasado mes de agosto, cuando se anunció la iniciativa, la directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblament, Jeannette Segarra, señaló que este suponía «un paso muy grande para las personas que viven en estas comarcas del interior de la Comunitat Valenciana, puesto que el 30% de su población es mayor de 65″.

Además, apuntó que el cierre de oficinas había supuesto «una merma brutal de su calidad de vida» por el hecho de tener que desplazarse para realizar «trámites tan sencillos como pagar un recibo o sacar dinero». En 12 años se han cerrado el 50% de oficinas y han desaparecido el 20% de los cajeros, según la Dirección General de Efectivo y Sucursales. Una reducción que ha sido más acentuada en determinadas provincias.

Actualmente, gran parte de los cajeros independientes se concentran en núcleos urbanos, sobre todo en el mediterráneo, en el sur y en el centro peninsular, mientras que no son frecuentes en las zonas rurales. En un principio, desde el Banco de España se propuso prestar este servicio en las oficinas de Correos. De esta forma, el 99% de los ciudadanos tendrían acceso a dinero en efectivo, en un radio de cinco kilómetros. Finalmente, se ha optado por esta opción en la Comunitat.